Angelina durante una de las actividades posteriores al terremoto Haití, ocurrido en 2010.

Odiada y amada: esa es Angelina Jolie. La ganadora del Oscar por su papel en Inocencia interrumpida no sólo es una de las actrices mejor pagadas de Hollywood, es también una abanderada de las causas humanitarias en el mundo y es por esta razón que ganó el Oscar al Altruismo.

La 85ª ceremonia de los Governors Awards, que se celebró el sábado 16 de noviembre, es producto de la reunión que los miembros de la academia de Hollywood tienen cada mes de septiembre para premiar con un Oscar aquellas labores cinematográficas que no pueden recompensarse con ningún otro trofeo, acciones filantrópicas, por ejemplo.

Jolie, acompañada de su compañero Brad Pitt y de su hijo Maddox, dedicó su premio a su madre, la cual en palabras de la actriz, fue quien la inspiró en ayudar a los demás. Así mismo, dijo que “Nunca he entendido por qué hay gente que nace con oportunidades como las mías y por qué alrededor del mundo hay mujeres con mis mismas habilidades e iguales deseos que, refugiadas en un campamento, no tienen voz”.

Entre los actos que más se recuerdan de la carrera de Jolie en el ámbito de la filantropía están el haber vendido la estatuilla que ganó en 2004 para obras de caridad y visitar campos de refugiados alrededor del mundo.

El diseñador de vestuario Piero Tosi y los actores Angela Lansbury y Steve Martin también  recibieron un Oscar honorífico por su contribución al mundo del cine. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.