El Océano Pacífico tiene el mayor número de islas de reciduos.

Hace seis semanas desapareció el vuelo de Malaysia Arlines. En ese lapso de tiempo los medios han cubierto todos los ángulos posibles de la historia desde llamadas que entraban a celulares de los tripulantes hasta artículos tratando de explicar la incógnita que deja la pérdida del avión con sus 227 pasajeros y 12 miembros de tripulación.

¿Cómo puede seguir desaparecido un avión que ha sido buscado satelitalmente por todos los océanos del planeta. Según Paul Mobbs, escritor y ecologista, la respuesta es fácil: “los océanos están demasiado contaminados”.

En un artículo que Mobbs escribió para la revista The Ecologista aclara que la contaminación es de tal magnitud que varias veces se han confundido metros y metros de desperdicios con partes del fuselaje del avión y por eso se han dado falsas alarmas de rescate.

También enfatiza que esos metros de desechos que se han encontrado solo son una pequeña parte de la totalidad que llena nuestros mares. Esto es tan cierto que expertos calcularon para The Ecologist, que la cantidad de desperdicios en el mar es seis veces mayor al total de plancton que alberga. Si se tiene en cuenta que el plancton es una planta endógena marina, esta cifra es desconcertante.

La situación se ha vuelto tan grave que incluso hay lugares donde se han creado “arrecifes de basura”, los peces han tenido que convivir con ella a falta de un ecosistema adecuado.  Como si esto no fuera suficiente también se han creado “islas de basura”, que están regadas por todos los océanos. La más grande mide 1.4 kilómetros y está en el centro del Pacífico.

Esta nueva noticia sobre el estado del mar llega en un año marcado por eventos naturales adversos para todos los países como el vórtice polar que azotó Estados Unidos, los niveles crecientes de material particulado en China y las sequías, incendios e inundaciones en Colombia.

Todo esto muestra que si no se adelantan estrategias de desarrollo sostenibles, en un futuro solo habrá desperdicios para admirar.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.