La resistencia a la salida de Fernando Iregui de la dirección de la cuestionada entidad, al parecer por presiones políticas del vicepresidente Germán Vargas Lleras y su partido Cambio Radical, podría terminar por causar la salida del ministro Luis Gilberto Murillo. Fuentes cercanas al ministerio confirman la intención del funcionario de defender hasta las últimas consecuencias el cambio de director en la Anla, así termine por costarle el puesto.

A pesar de que su gestión no lleva ni tres meses y que su llegada al ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible ha sido bien recibida, Murillo no estaría dispuesto a ver su autoridad cuestionada por alianzas políticas. Al parecer, la falta de afiliación política del técnico Suárez no ha sido bien recibida por los sectores cercanos a la Vicepresidencia, a pesar de que otros partidos como el Conservador y el Polo Democrático han insistido en que se mantenga su nombramiento en el cargo.

Así las cosas, la posición del ministro Murillo busca presionar al Presidente para que defina con claridad qué va a pasar con la dirección de la Anla. Está en sus manos establecer de una vez por todas el futuro de la institución, cuestionada por acusaciones de corrupción y malos manejos.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.