En la última década Naciones Unidas ha tomado como una de sus principales banderas la defensa de la población LGBTI alrededor del mundo, quizás por esto no sorprende el más reciente encuentro que sostuvieron el secretario general de Naciones Unidas, Ban ki-moon, con Conchita Wurst, conocida como la "mujer barbuda" y quien ganó el festival de Eurovisión en su edición 2014.

El encuentro que tuvo como principal objetivo lanzar un mensaje de rechazo a cualquier tipo de discriminación para las comunidades LGBTI alrededor del mundo,  logró que la sede de la ONU en Viena se convirtiera en un improvisado escenario donde Conchita cantó "Believe", de Cher, y "Rise like a Phoenix", con la que ganó Eurovisión en Copenhague.

"Seguiré luchando contra la 'transfobia' y homofobia. Estoy muy a favor de la igualdad. Espero que más gente se una a nuestra campaña global de libertad e igualdad", señaló Ban. Mientras que Conchita, por su parte, dijo en un breve discurso que "cada uno y todos quieren ser respetados y recibir respeto, pero solo puedes ser respetado si también respetas a otros".


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.