El 30 de septiembre será el día en que se defina el futuro del relleno sanitario de Bucaramanga.

Después de una reunión entre el gobierno local de Bucaramanga, la Superservicios, el Ministerio de Ambiente y la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales se decidió que, debido a los sobre costos que implica el llevar las basuras a Cucutá o a Aguachica, se tendría que recurrir por tercera vez a declarar la emergencia sanitaria y así, continuar utilizando El Carrasco, como lugar de disposición final de residuos.

La Directora del Área Metropolitana de Bucaramanga, Consuelo Ordóñez de Rincón, aclaró que  prorrogar la emergencia sanitaria no es una decisión ya tomada, no obstante “aunque técnicamente El Carrasco tiene algunas falencias, en este momento no hay más opciones”.

Sin embargo, la Corporación Autónoma para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb, se mantiene firme en la posición de que Bucaramanga tiene que buscar otra alternativa para sus basuras y que el próximo 30 de septiembre se tiene que cumplir la decisión judicial.

“Nuestra postura se mantiene, es la de cierre definitivo porque este sitio ya cumplió su vida útil y debemos acatar la determinación judicial que ordena su cierre”, explicó el secretario general de la Cdmb, Luis Alberto Flórez Chacón.

Con el tiempo en contra, el lunes se decidirá finalmente cuál es el futuro de los desechos de Bucaramanga y sobre todo qué pasará con El Carrasco.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.