En Colombia el consumidor no suele reconocer la diferencia y valor agregado de los productos producidos de forma orgánica.

Comprar productos verdes es la tendencia a nivel mundial, sin embargo, el consumidor cambia según cada país. Mientras en España reina la desconfianza en Colombia es la indiferencia.

De acuerdo con el estudio del grupo OgilvyEarth, organización internacional que busca implementar la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) a la comunicación de las marcas, 8 de cada 10 consumidores españoles no cree en el comportamiento sostenible de las compañías. Esta es una amplia desconfianza hacia la RSE que desempeñan las empresas en la actualidad, a pesar de que 80 por ciento de los encuestados cree que las marcas "deberían estar comprometidas con la sociedad y la sostenibilidad".

Frente a esta demanda, el estudio se centra en averiguar el llamado ‘Green Gap’, la diferencia entre las intenciones y hechos de los consumidores a la hora de desarrollar su ‘estilo de vida sostenible’. En este apartado, señala el estudio, 43 por ciento de los españoles demuestran una gran predisposición al comportamiento sostenible, pero solo 25 por ciento de los encuestados lleva a término sus buenos propósitos.

Sin embargo, mientras esto ocurre en el país ibérico, en Colombia, el comprador es apático e incluso poco conocedor del tema. De acuerdo con Jaime Hernán González, profesor de mercadeo de la Universidad de Manizales, “en el país el consumidor es indiferente frente a los temas y productos verdes”.

Esta actitud se debe principalmente a que por un lado, explica González, en Colombia el consumidor nunca se ha visto enfrentado a crisis en materia alimentaria, es decir, a diferencia de otras regiones del mundo, los productos alimenticios son fabricados bajo procesos bastante orgánicos y por lo tanto, no ve mayor diferencia entre uno certificado como verde y uno que no lo es.  “Es por esto que si a usted le ofrecen un café orgánico y uno que no lo es, el consumidor colombiano tendrá como razón principal para tomar su decisión el precio”, señala González.

De esta manera, de acuerdo con Juliana Jaramillo, experta en mercadeo, la adquisición de productos y servicios verdes es más frecuente en el cliente europeo y americano, mientras que en el país, la consciencia sobre este tipo de aspectos es aún tímida y el costo continuará siendo  la regla para adquirirlos, hasta que no se eduque a la persona en la importancia de comprar productos ambientalmente responsables.                                                               

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.