| 2012/11/26

¡Impuestos a contaminadores!

Premiar a las empresas que se preocupan por no impactar el medio ambiente con su operación y castigar aquellas que no lo hacen, son algunas de las medidas que el senador Juan Lozano está promocionando en el régimen sancionatorio ambiental.

Hay que lograr que la producción limpia se traduzca en los números de las empresas.
Hay que lograr que la producción limpia se traduzca en los números de las empresas.

El exministro de Medio Ambiente fue uno de los primeros colombianos que se capacitó con el exvicepresidente Al Gore en cambio climático y quedó tan comprometido que cofundó el capítulo América Latina de Climate Proyect. Además, hace parte de Potencia Ambiental, organización dedicada a educar en este tema y a analizar las normas ambientales. 

SEMANA SOSTENIBLE: ¿Cómo es la lógica de los green taxes que está promoviendo?

Juan Lozano: Voy a explicarlo con un ejemplo. El Estado puede tomar la decisión de adoptar un beneficio tributario para las empresas que importen aparatos de tecnología de punta, ahorren agua o reduzcan emisiones contaminantes. Esa es una decisión tributaria válida que contribuye a la equidad y que mejora el ambiente. Esos son los green taxes o lo que llamamos tributación ambiental.

El concepto detrás de este tipo de impuestos es qué quiere premiar la sociedad. El Estado puede generar un beneficio a quienes usen tecnología verde para reducir emisiones de carbono, y así lanzar una señal de sostenibilidad, importante ahora que estamos pensando en una reforma tributaria. Un país que es potencia ambiental tiene que premiar los esfuerzos que el sistema productivo haga para reducir los impactos contaminantes.

SEMANA SOSTENIBLE: ¿Cómo ve a Colombia en temas de legislación ambiental?

J.L.: Hay unos esbozos de tributación ambiental referidos a exenciones con respecto a la importación de maquinaria que tiene beneficios ambientales, pero eso es muy tímido. Por eso se debe desarrollar una reforma integral. Hay que lograr que la producción limpia se traduzca en los números de las empresas. No puede ser lo mismo ganarse unas utilidades destruyendo el planeta que cuidándolo. Eso es lo que el sistema tributario debe premiar y reconocer.

SEMANA SOSTENIBLE: ¿Cómo ve el tema de la minería ilegal en Colombia?

J.L.: Hay varios asuntos que se deben reformar. Primero, un sistema nuevo de corporaciones autónomas que trabaje en el control permanente. Segundo, mayores instrumentos para que la violación de las licencias ambientales tenga sanciones más severas. Tercero, lograr que el Estado aplique las nuevas herramientas que están contenidas en la Ley 1333, por ejemplo, llegar hasta la extinción de dominio. Y cuarto, un compromiso mayor de la fuerza pública para enfrentar la minería ilegal.

SEMANA SOSTENIBLE: ¿Y la minería legal que es cuestionada, como el caso de Cerro Matoso?

J.L.: Al Estado no le debe temblar la mano al cancelar las licencias ambientales cuando no se cumplen las obligaciones derivadas de la licencia, así sea la empresa minera o petrolera más grande del mundo. El proceso de licenciamiento es de soberanía del Estado.

SEMANA SOSTENIBLE: ¿En materia ambiental, qué debe tener en cuenta el país en este proceso de paz?

J.L.: La discusión debe tener una arista ambiental, y el nuevo pacto de convivencia en los territorios afectados por la violencia tiene que partir de una restauración ambiental. En el diálogo que se dé con las Farc en asuntos agrarios y de tierras tiene que haber una gran discusión ambiental, para que no se destruya la selva colombiana, no se sigan degradando los páramos y no se contaminen las fuentes de agua con minería ilegal.                                                              

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.