Campañas intensas de vacunación, además del mejoramiento en condiciones de salubridad fueron clave a la hora de erradicar la enfermedad.

Hace tres años pensar que India iba a erradicar la poliomelitis o polio  era impensable. El país asiático contaba con la mitad de casos registrados de la enfermedad y las condiciones de salubridad de algunas regiones del país hacían más difícil combatir con esta enfermedad que fue por primera vez descrita en 1840.

No obstante, desde hace tres años el país no tiene nuevas apariciones de la enfermedad y en marzo de este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) certificará que India ha erradicado la enfermedad. "Hemos alcanzado este hito gracias a esfuerzos consistentes y perseverantes", dijo a The Times of India R. K. Saboo, uno de los fundadores del programa indio contra la polio. "Sin embargo, no nos mostramos complacientes. Las gotas de polio serán sustituidas por inyecciones de vacunas de polio inactiva el próximo año en los estados de alto riesgo", añadió el científico.

La polio es una enfermedad que se presenta generalmente en menores de diez años y afecta el sistema nervioso. Entre las consecuencias de la enfermedad está la parálisis y la deformidad en algunas partes del cuerpo. Según  Gro Harlem Brundtland quien era la directora de la OMS en 1988, afirmaba que para esta época  la enfermedad dejaba 1000 niños paralíticos todos los días.

El último caso registrado de esta enfermedad en India fue el de una niña de dos años en la región de Bengala, el 13 de enero de 2011, todo un hito, si se compara con los 43 casos de 2010, los 741 de 2009, los 6.028 de 1991 o los 150.000 de 1985.

Este éxito se ha alcanzado gracias campañas masivas de inmunización, en las  que se administran cerca de 2,3 millones de vacunas bajo la supervisión de unas 155.000 personas, que suministran la vacuna oral a cerca de 172 millones de niños menores de 5 años en todo el país.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.