Seis indígenas del Cabildo Flores de Chinchelejo de Sucre se encadenaron a la entrada de la sede de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) para reclamar por la falta de respuesta a un derecho de petición que exige el paro en las obras de doble calzada entre Toluviejo y Sincelejo. Desde el comienzo de la obra en 2014 se han opuesto a los trabajos en la zona, ya que ha afectado directamente al territorio de Sierra Flor, sagrado para su comunidad.

Autopista de la Sabana S.A. obtuvo las respectivas licencias para el desarrollo de la obra, sin embargo, los indígenas alegan que se han expandido más allá de lo permitido. La empresa ha usado la zona, no solo para la realización de la obra sino para la excavación de material de Sierra Flor para usarlo en la construcción. El terreno de la Sierra está protegido por el POT de Sincelejo, que lo declaró como zona de protección forestal.

El uso de la zona como cantera requeriría un título minero que no posee la empresa. Según los indígenas, la Agencia Natural de Minería ha dejado de recibir 20 mil millones de pesos en impuestos por esta extracción ilegal. La comunidad ha realizado varias protestas similares en la zona y en Car Sucre, logrando que se retrase el avance de la carretera.

Car Sucre, en una resolución de febrero, admitió que la extracción de material pétreo había excedido los límites legales y constituía un delito penal. Sin embargo, todavía no se han tomado medidas al respecto, lo que propició la llegada de los indígenas a Bogotá y la presentación de un auto amparado a la Corte Constitucional.

El cabildo denuncia que la extracción de piedra ha causado graves derrumbes que destruyeron cultivos, viviendas y la escuela de lengua indígena ancestral. Afirman que para entregar la licencia no se realizó la consulta previa a su comunidad, lo cual significa que debe ser revocada de inmediato. En este momento, los indígenas entraron al Anla para reunirse con funcionarios de la entidad.

Noticia en desarrollo

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.