Jones posando con algunos de los animales que ha cazado.

Detrás de las fotos que se tomó Jones posando junto a animales muertos en África (Vea: La cazadora má jóven y odiada del mundo) hay toda una cultura que en Estados Unidos va en alza. Muestra de esto es la convención anual que hace la Asociación Nacional del Rifle de este país en Houston, Texas.

Matt Stopera, contribuidor de Buzzfeed y el primer periodista que mostró las fotos de Jones, visitó esta convención en 2013.Allí descubrió un pasillo completamente dedicado a las excursiones para cazar animales exóticos que son, exactamente, a las que Jones ha ido desde que tiene 13 años.

Estas excursiones son manejadas por empresas que las venden así:

Con stands llenos de fotos de animales como leones, rinocerontes y cebras muertos.

Con anuncios que las venden como "experiencias de vida".

Con valores agregados como ser :"la mejor caza de elefantes de todas".

Con promociones especiales como "Cace 10 animales en 10 días".

Con descuentos especiales como este que ofrece la caza de un león y 7 días de acomodación por 18.500 dólares.

Todo esto muestra que el caso de Kendall Jones es uno de entre miles que, cada año, van a cazar estos animales en los países africanos. Y si bien es cierto que algunas de estas especies como los leones no están en la lista roja de especies en peligro de extinción, se enfrentan a realidades tan duras como esta: en los últimos 75 años la población total de leones en África ha disminuido un 90 por ciento debido a la caza, legal e ilegal.

A esto se suman algunos mitos que el mismo Stopera después de pasar un tiempo con expertos en leones en Botswana pudo desmitificar:

Primero: se cree que el dinero recogido con estas excursiones es destinado a proyectos que buscan beneficiar pequeñas aldeas africanas. Realidad: Según Dereck Joubert, experto en leones, la gran mayoría de este dinero sale de áfrica y nunca beneficia pequeñas aldeas. ¿Por qué? porque estas excusiones son ofrecidas y manejadas por compañías  estadounidenses que mantienen su dinero en Estados Unidos. Lo cierto es que en 2012 de 600 permisos existentes para cazar leones en África, 566 fueron comprados por estadounidenses que venían en alguna de estas excursiones.

Segundo: Se dice que este tipo de cazas trae trabajo a las aldeas más pobres de África. Realidad: Aunque a veces es cierto que los habitantes de las aldeas pueden aprender cómo quitarle la piel a un animal y venderla, el ecoturismo deja mejores resultados laborales ya que ofrece trabajos más sostenibles en el largo plazo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.