Las medias y ropa interior de una mujer solo necesitan 0,4 litros de agua para su elaboración.

De acuerdo a un estudio realizado por el Observatorio del agua de la Fundación Botín y el Instituto Tecnológico Textil (aitex) de Alicante, España, una mujer  se viste a diario con ropa elaborada con hasta 11.000 litros de agua, 3.000 menos de lo que suman las prendas que utilizan los adolescentes y hombres adultos. 

El objetivo de dicho estudio era medir la, denominada, huella hídrica de la producción de tejidos para reducirla. La disminución puede darse en diferentes etapas como, por ejemplo, durante la tintura y acabado del tejido, o también en la elección del material de confección. 
 
Para este último paso  eligieron como materia prima el algodón y el lyocell, un material fabricado con pasta de celulosa, y la presencia de fibras artificiales como poliamida y poliéster. Encontraron que un pantalón hecho con algodón requiere 3.117 litros de agua, mientras que uno de lyocell solo 688.

Según el Observatorio del Agua, la huella hídrica es un indicador que evalúa los consumos directos e indirectos de agua de un producto y su impacto en la calidad de este recurso. De esta forma, hay tres denominaciones para identificarla: verde, que hace referencia a los consumos asociados a la humedad del suelo y las lluvias; azul, evalúa el consumo tomado de ríos, lagos y acuíferos; gris, mide el impacto sobre la calidad del agua, comparando la carga contaminante con los estándares ambientales respectivos. 

Frente a esto, los tejidos provenientes del algodón presentan una mayor huella hídrica azul y gris. Además, para obtener la materia prima se requiere de mucho riego. Por su parte, la celulosa del Lyocell  se obtiene de los bosques europeos y crece con el agua lluvia. Asimismo, incluir un 30 por ciento de fibra artificial (poliamida o poliéster) disminuye en un 44, 43 y 32 por ciento las huellas verde, azul y gris respectivamente. 

En ejemplos puntuales, el Observatorio determinó que unos zapatos de piel tienen una huella hídrica de 4.400 litros, un traje de hombre de mezcla de fibra soporta 5.500 litros y la ropa interior y medias de jóvenes y varones alrededor de 1.000 litros, es decir, la misma cantidad de este líquido que cabe en una bañera de un metro cúbico. 

Por su parte, la ropa interior y medias de una mujer, si se recurre a la elaboración sintética, necesita solo 0,4 litros de agua. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.