| 2012/11/26

¿Quién da más?

La filantropía ha cambiado. Ya no es un acto de generosidad póstumo sino un deber de magnates y estrellas, que se ven obligados a aportar conocimiento, tiempo y dinero para generar impacto y solucionar los mayores problemas del mundo entero. ¿En qué apuestan los ricos su grano de arena?

En 2006, el segundo hombre más rico del planeta, el industrial Warren Buffett, anunció que donaría más de 30.000 millones de dólares en un periodo de 20 años a la Fundación
Gates.
En 2006, el segundo hombre más rico del planeta, el industrial Warren Buffett, anunció que donaría más de 30.000 millones de dólares en un periodo de 20 años a la Fundación Gates.

“El que muere rico, muere desdichado”, decía el magnate norteamericano Andrew Carnegie, quien construyó una gran fortuna en la industria del acero a finales del siglo XIX. Precisamente él fue uno de los primeros grandes filántropos, pues después de cumplir 65 años decidió donar grandes sumas de su fortuna a buenas causas. Así fue como entregó más de 5 millones de dólares de la época para la Biblioteca Pública de Nueva York y fundó la Universidad Carnegie Mellon. En esos tiempos, otro de los hombres más ricos gracias a su imperio de petróleo, John D. Rockefeller, también dejó una profunda huella en la historia de la filantropía y marcó un precedente en donaciones para servicios de salud.

Sin embargo, desde entonces la filantropía –entendida como “amor al género humano”– ha evolucionado. Antes se les consideraba magnánimos y generosos a los magnates que decidían partir cobijas con sus lingotes de oro para causas benéficas. Ahora es casi una obligación, gracias a la búsqueda de transparencia, a las redes sociales y al creciente acceso a la información. Cada vez es más difícil para los ricos esconder su riqueza y justificarla sin ayudar a otros.

Además del crecimiento exponencial de la riqueza de algunos pocos –de lo que en Estados Unidos se denomina el 1 %–, en medio de desigualdades también exponenciales, es considerado como inaceptable que los ricos no se preocupen por el futuro del planeta y, sobre todo, de las oportunidades de los menos favorecidos. Hasta el mexicano Carlos Slim, el hombre más rico del mundo con una fortuna de 74.000 millones de dólares y quien afirmaba públicamente que prefería invertir en sus empresas para crear trabajos que donar dinero, ha ampliado sus actividades benéficas en los últimos años. A través de la Fundación Carlos Slim ha invertido millones en educación digital, donó el Museo Soumaya con varias de sus mejores obras de arte y es un donante constante a otras fundaciones, como la de Bill Clinton.

En 2006, el segundo hombre más rico del planeta, el industrial Warren Buffett, anunció que donaría más de 30.000 millones de dólares en un periodo de 20 años a la Fundación Gates. Esta misma, la más grande del mundo, fue construida por Bill y Melinda Gates, quienes por muchos años encabezaron la lista de los más adinerados del planeta. Actualmente es considerada como la fundación más eminente en la lucha contra el sida y demás enfermedades. Por si fuera poco, los Gates y Buffett fueron más allá y se inventaron el Giving Pledge, una promesa que ya han firmado 69 millonarios y que los compromete a donar la mayoría de sus fortunas a la filantropía.

Además de dinero, las celebridades usan su nombre y fama para prender las alarmas sobre causas impopulares, lejanas o perdidas, como los desastres naturales, los conflictos políticos en África y la lucha contra la pobreza. Por ejemplo, George Clooney realiza activismo político para acabar con el genocidio en Sudán y Bono dedica parte de su tiempo a ONE, fundación que lucha contra el sida y la pobreza en África. ¿En qué y cuánto invierten los ricos?

Bill y Melinda Gates

Fortuna: 56.000 millones de dólares
Causas: Fundación Bill y Melinda Gates
Monto donado: 28.000 millones de dólares

Warren Buffett
Fortuna: 50.000 millones de dólares
Causas: Fundación Bill y Melinda Gates
Monto donado: 8,3 mil millones de dólares (en los próximos 20 años, donará 30.000 millones de dólares)

Oprah Winfrey
Fortuna: 2,7 mil millones de dólares
Causas: Academia de Liderazgo para Niñas, en Sudáfrica
Monto donado: 400 millones de dólares

Jon Bon Jovi

Fortuna: 60 millones de dólares (ganancias del último año)
Causas: Soul Kitchen, que da comida a más de 10.000 indigentes

George Soros

Fortuna: 18,5 mil millones de dólares
Causas: Open Society, la cual lucha por los derechos humanos y la democracia. También dona a causas de salud (agujas limpias) y educación.
Monto donado: 8.000 millones de dólares

Richard Branson
Fortuna: 4,2 mil millones de dólares
Causas: Cambio climático
Monto prometido: 3.000 millones de dólares

Carlos Slim
Fortuna: 74.000 millones de dólares
Causas: Fundación Carlos Slim, Clinton Global Initiative, Fundación Bill y Melinda Gates, Museo Soumaya.
Monto donado: 4.000 millones de dólares

Li Ka-shing

Fortuna: 26.000 millones de dólares
Causas: El llamado ‘Superman’ de China ha donado a la Universidad de Shantou, a centros para la investigación del cáncer y tiene su propia fundación.
Monto donado: 1,6 mil millones de dólares

Michael Bloomberg

Fortuna: 25.000 millones de dólares
Causas: Más de 800 centros de beneficencia. También ha donado a universidades como Johns Hopkins y Princeton.
Monto donado: 1,8 mil millones de dólares

Shakira

Fortuna: 100 millones de dólares
Causas: Fundación Pies Descalzos y Fundación Alas

Familia Santo Domingo
Fortuna: 9,5 mil millones de dólares
Causas: Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, Fundación Santo Domingo y Quiero Estudiar, de la Universidad de los Andes.

Familia Sarmiento


Fortuna: 12,4 mil millones de dólares
Causas: Becas Colfuturo, iglesia 20 de Julio, Universidad Nacional y hospitales.
Fuentes: Forbes, Barrons, Chronicles of Philanthropy



                                                               

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.