Brent Toderian, asesor de Medellín en temas de urbanismo y arquitecto invitado de honor al Foro Urbano Mundial.

Semana Sostenible: ¿Cuál es la ciudad ideal para vivir en el mundo?
Brent Toderian: No hay una ciudad ideal. Cada una trabaja muy duro para ser mejor. Auckland, Nueva Zelanda se convirtió una vez en la ciudad más habitable del mundo. Vancouver también es una de ellas y se quiere convertir en la más verde. Copenhague, Estocolmo y Ámsterdam quieren ser no solo las más amigables, sino también las más sostenibles. Tal vez muchas ciudades latinoamericanas quieren ser las más equitativas. Entonces, cada ciudad trabaja fuertemente para ser mejor. No hay ciudad  perfecta. Lo bonito de esto es que todos podemos aprender de cada una de las urbes en los diferentes continentes.

Semana Sostenible: ¿Cómo Colombia y Latinoamérica puede aplicar los modelos urbanos exitosos de grandes capitales?
B.T.:
La clave para Medellín, Bogotá y todas las ciudades latinoamericanas es evitar los errores que hemos cometido en Norteamérica, en Australia e inclusive en muchas partes de Europa de diseñar ciudades para los carros. Esto es una gran falla. Las ciudades deben ser multimodales que inviten a caminar, a montar en bicicleta, a usar el transporte público. Así serán más exitosas. Vancouver es una ciudad muy diferente a las norteamericanas, está para los peatones y es un modelo que hay que estudiar.

Semana Sostenible: Además de hacer ciudades equitativas, se requieren lugares sostenibles…
B.T.: Creo que es muy difícil ser sostenible si no se es equitativo. Las ciudades son muy sostenibles si puedes caminar, montar en bicicleta, porque así se tiene un impacto negativo menor en el medio ambiente. Por ejemplo, el sistema de transporte público en Medellín proporciona acceso a todos en la ciudad y esto es muy bueno para el medio ambiente y también para la equidad. Pero inclusive el transporte es muy caro si eres muy pobre. Algunas personas tienen que elegir entre gastar un dólar en transporte o ese dinero en comida. Entonces pienso que hay que ir más allá del transporte público, por eso es tan importante caminar y montar bicicleta. Andar a pie es saludable para el cuerpo y la bicicleta es un medio de transporte muy barato.    

Semana Sostenible: ¿Cuál es realmente la utilidad de este tipo de Foros Urbanos?
B.T.: Hacer el Foro Urbano Mundial en Medellín es un trampolín muy importante para el futuro de la ciudad. Este es un momento muy especial en el que la ciudad mira hacia atrás y ve cómo cambió su curso y empezó a ser mejor. Medellín asegurarse de que todo lo que se hable aquí atraviese la ciudad. Este espacio incrementa el diálogo sobre su futuro, y abre las discusiones y conversaciones con la comunidad sobre estos temas.

Semana Sostenible: ¿Qué viene para Medellín?

B.T.: Eso es una cosa que tiene que decidir Medellín. La reputación e innovación que ha construido es parte de su identidad y de la marca de la ciudad y eso es muy poderoso. Cada día tiene que introducir algo más innovador que el día anterior. Igualmente, esta es una oportunidad para invitar a la gente a tener una vida sin carro. Si tu futuro es tener más y más carros, tu ciudad va a fracasar. Pero si incluye carros, pero no los necesita y cada vez más y más gente camina, monta  bicicleta y toma el servicio público, entonces tu ciudad puede ser un sistema real no solo de innovación, sino también de sostenibilidad e igualdad. La elección es tuya. Yo recomiendo al Alcalde y al Director de Planeación que la prioridad número uno debería ser una ciudad para caminar. Porque si quieres una ciudad para la vida, no hay nada más vivo y humano que caminar.

Semana Sostenible: ¿Viviría en Medellín?
B.T.:
(Risas). Me gusta vivir en mi ciudad Vancouver, pero me gustaría pasar mucho tiempo en otras ciudades y aquí. Yo digo que no me mudaría a Medellín hasta que sea una ciudad multimodal, porque me gustaría caminar a todas partes y sentirme seguro haciéndolo, me gustaría montar en bicicleta y tomar el transporte público. Yo dejé mi carro hace cinco años y disfruto viviendo sin él, porque ahorro dinero, me hace saludable y contribuye a tener una ciudad mejor para todos. Medellín va en camino a eso, pero todavía no ha llegado y no estoy listo para mudarme aquí.     

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.