El Bullitt Center tiene 575 páneles solares gigantes en su techo.

En 1970 Denis Hayes era un activista ambiental que veía cómo el mundo se deterioraba y las emisiones de carbono no paraban de subir.

Por eso hizo un llamado al mundo entero a  dedicar un día para conmemorar el lugar que nos es común a todos: la Tierra.

Hoy presidente de la Fundación Bullitt, que apoya causas ambientales, está dedicado a una causa: construir un edificio de seis pisos que recoge la totalidad de su energía a través de páneles solares gigantes que cubren su techo. El Bullitt Center es el primer edificio completamente autosuficiente.

Aunque el proyecto de por sí es increíble, tiene otra misión: disminuir el calentamiento global y la polución.

En Estados Unidos los edificios son responsables del 39 por ciento del dióxido de carbono del país; del 65 por ciento de las basuras y del 70 por ciento del gasto de energía.

Es por esto que si proyectos como este se vuelven viables en más lugares,podrían ser una solución solución a grandes problemas ambientales del país y del mundo.

Sin embargo, Este es solo uno de los problemas por solucionar, según Hayes. Una de sus mayores preocupaciones es la comida y los hábitos de consumo poco saludables que tiene la mayoría de la población mundial. Él propone cambiar la rutina de comida y adoptar hábitos como el 'Meatless Monday' (Lunes sin carne en español), una medida que puede parecer inocua pero que, con el tiempo, puede darle un giro al consumo masivo de carnes rojas.

Hayes también ha hecho énfasis en la importancia de escalar estos problemas. Con esto quiere decir que no deben quedarse en pequeños actos sino llegar a las cabezas del estado que, de no entender que  hechos como el cambio climático pueden afectar la estabilidad de la agricultura, el comercio y la economía, no podrán reaccionar a tiempo ante una futura crisis de recursos.

El mensaje de Hayes es claro: "Necesitamos unirnos ahora".

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.