El volcán Kilauea en Hawái, uno de los más activos del mundo, entró en erupción el pasado jueves. La lava surgió con fuerza por grandes grietas y alcanzó un área residencial, obligando a las autoridades a ordenar la evacuación de miles de personas.

La magnitud del fenómeno natural quedo registrado por Jeremiah Osuna, un residente cercano al volcán que con un dron tomó imágenes de video de la columna de lava roja, que definió como "una cortina de fuego".

El gobernador David Ige declaró el estado de emergencia para poder movilizar a todos los servicios y fondos de urgencia del Estado vinculados a catástrofes naturales.

La agencia de Defensa Civil del archipiélago informó sobre "emisiones de vapor y lava de una grieta en la subdivisión Leilani en el área de Mohala Street", seguidas de explosiones y ordenó a todos los residentes abandonar el área afectada.

Las erupciones en las fisuras cesaron según el Servicio geológico estadounidense (USGS), que advirtió que "pueden registrarse fisuras eruptivas adicionales y nuevas emisiones de lava".

El gobernador movilizó a las tropas de la Guardia Nacional en el archipiélago y pidió a los habitantes que presten atención a las advertencias de la Defensa Civil.

"Por favor estén alertas y preparados para mantener a salvo a sus familias", escribió Ige en su cuenta de Twitter.

Le recomendamos: Mientras Santos anuncia ampliación de Chiribiquete, alrededor la tierra arde por la deforestación

Autoridades del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), de la unidad del Observatorio vulcanológico, vigilaban y evaluaban por medios terrestres y aéreos la magnitud de la erupción que comenzó el jueves en horas de la tarde, luego de las docenas de temblores que se registraron en los últimos días.

Un funcionario añadió que en la zona habitan unas 10.000 personas.

El servicio geológico precisó que en estas etapas tempranas de las erupciones por fisuras son "dinámicas" y que pueden producirse "grietas adicionales y nuevas emanaciones de lava".

Un centenar de sismos, algunos leves, de una magnitud cercana a 2.0 se registran desde el lunes, poniendo a prueba los nervios de los residentes de la isla.

Le sugerimos: La increíble capacidad de adaptación de las hormigas en Houston

Los científicos observan esta "intrusión de magma" en la zona desde el lunes, anticipando una posible erupción, explicó Janet Babb, geóloga del Observatorio volcanológico de Hawái. Probablemente se produzcan otras erupciones, advirtió.

Hawái, con frecuencia llamada la Gran Isla, es la mayor de las ocho principales, que componen este Estado estadounidense del Pacífico, un archipiélago de 137 islas.

Con información de AFP.