Las constantes alarmas por mala calidad del aire en ciudades como Bogotá y Medellín  han demostrado que este fenómeno es letal para los ciudadanos. Según un estudio presentado por el Departamento Nacional de Planeación y la Universidad de los Andes, en 2015, cerca de ocho mil muertes anuales estarían relacionadas con enfermedades causadas por los altos niveles de contaminación.

Enfermedades como la cardiopatía isquémica, el accidente cerebrovascular, la neumopatía obstructiva crónica, el cáncer de pulmón y la infección aguda de las vías respiratorias en niños se correlacionan de manera importante con la mala calidad del aire. Se ha demostrado que en ciudades como Bogotá la alta contaminación afecta a los sectores más vulnerables como los niños y la población con escasos recursos económicos.

Esta problemática de salud pública ha abierto el debate sobre si se debe incentivar la adopción de modelos de transporte menos contaminantes. Cabe recordar que las fuentes móviles (camiones, volquetas, motos buses, autos y taxis), hoy generan el 70% de partículas contaminantes en las ciudades.

En las últimas semanas, una polémica se ha suscitado por cuenta de la decisión del alcalde Enrique Peñalosa de licitar una nueva flota de 1.400 buses de Transmilenio por los próximos 10 años. Para varios sectores, el alcalde no tuvo en cuenta en un gran porcentaje la participación de tecnologías limpias como los buses eléctricos, sino que ha priorizado la adquisición de buses con combustibles diesel. Sin embargo el alcalde ya ha salido a anunciar que sí está considerando aumentar la cantidad de buses con tecnologías limpias.

Este es el tema de hoy de Semana Sostenible en Vivo y para analizarlo nos acompañan: los concejales de Bogotá, Diego Molano, Lucía Bastidas y Mafe Rojas y el presidente de Naturgas, Orlando Cabrales.

 Participe en twitter con @Semanaenvivo,@SosSostenible @Colinita, @CABLENOTICIAS y @RevistaSemana con el hashtag #SosSemanaContaminación

¿Tienes algo que decir? Comenta