El consumo de carne de res pasó de 17,6 a 20 kilos per cápita por año de 2009 a 2012.

El consumo por año de carne, cerdo y pollo 

Este medio encontró que desde 2009 a 2012, el consumo de carne de res es el que más se ha incrementado con 2,4 kilos, al pasar de los 17,6 a los 20 kilos por persona al año, acortando la brecha con el consumo per cápita de carne de pollo. El consumo de carne de cerdo viene ‘pisando fuerte’. Su consumo per cápita pasó de 4,2 a 6 kilos al año. 

Y el de pollo, aunque también subió, solo lo hizo en un kilo. Los avicultores reportaron que entre 2009 y 2012, el consumo pasó de 22,7 a 23, 7 kilos anuales per cápita, e incluso entre 2011 y 2012 su consumo cayó 100 gramos, al pasar de 23,8 a 23,7 kilos.



¿A qué se debe el avance del consumo de carne de res y de cerdo mientras el de pollo cedió espacio? 
De acuerdo con Marcela Rozo, economista de la oficina de planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, por una parte, en el último año se registró una mayor oferta de carne de res. El sacrificio de bovinos pasó de 3.8 millones de cabezas en 2011 a 4 millones en 2012, mientras que los precios de carne de pollo se han visto afectados por el mayor costo de materia prima. 

Además, según las mediciones sobre preferencias, “al colombiano le gusta más la carne de res por su palatabilidad y rendimiento”. 

Andrés Moncada, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Avícolas Colombianos Fenavi, anota que pese a que el ingreso per cápita del país viene creciendo y el proceso de urbanización concentra una mayor cantidad de personas en las ciudades, variables que deberían incrementar el consumo per cápita de pollo y huevo, ese indicador está estancado hace más de tres años. 

“La única razón que parece explicar esta contradicción es que si bien el ingreso per cápita de los colombianos se incrementa, su distribución es cada vez más inequitativa. En otras palabras, los ricos cada día son más ricos y los pobres cada vez son más pobres”, remata Moncada, para quien el consumo no aumenta pues sus compradores, de estratos bajos y medio-bajos, no tienen el dinero para adquirir más  el producto. 

Por su parte, Carlos Maya, presidente de la Asociación Colombiana de Porcicultores, Asoporcicol, afirma que el consumo de carne de cerdo se ha incrementado en casi un 50% en los últimos 4 años debido cambio la percepción sobre el producto. 

El dirigente gremial indica que han mejorado los canales de comercialización sobre todo en las principales ciudades del país, lo que ha generado más acceso a la carne de cerdo. 
“El costo también ha venido disminuyendo. Eso ha permitido que los productores hayan incrementado su oferta, principalmente en los últimos 4 años”, resalta el dirigente gremial. 

Maya relata que es clave producir más para aumentar el consumo, meta que se logra si la demanda sube, por lo que el gremio ha venido implementado diversas campañas de incremento al consumo. (“El potencial de consumo de carne de cerdo en Colombia es inmenso”: Carlos Maya)

 En las grandes superficies, la carne de res manda la parada 

Vendedores consultados en almacenes Éxito y Carrefour señalan que la carne de res es la más vendida. En un almacén Éxito, las ventas diarias de carne de res ascienden a unos $900 mil, mientras que la de pollo reporta $600 mil en promedio y la de cerdo $300 mil. En otras palabras, por cada 10 kilos que vende de res, salen 3 de porcinos. 

En un Carrefour el liderazgo también lo lleva la venta de carne de res. Allí se vende, en un día, 30 kilos de carne de res, 20 de pollo y 15 de cerdo en promedio.

Lo que dicen los consumidores 

El aumento en el consumo de carne de res, el cambio de percepción sobre la carne de cerdo y el menor crecimiento del consumo de pollo también se hizo evidente en una encuesta que CONtexto Ganadero les hizo a 55 personas. 

Del total de encuestados, fue mayor el porcentaje de entrevistados que expresaron que consumen más número de veces carne de res. Allí le siguió el pollo y por último el cerdo (ver gráfica).  
A su vez, en la encuesta, 22 personas respondieron que consumen ahora más carne de res que hace 4 años, mientras que 19 la consumen menos y 14 en igual cantidad. María Pérez, una de las interrogadas, expresa que “ahora como más carne por mi anemia, pues necesito un alimento rico en proteína”. 

Oscar Sánchez, otros de los indagados, afirma que “ahora que tengo empleo, gano plata y puedo comer más carne” Respecto al consumo de cerdo, 22 encuestados respondieron que se alimentan con más cerdo respecto al consumo de 2009, mientras que solo 7 dijeron que comen menos porcino y 26 lo ingieren en igual proporción ahora frente a 2009. Sobre el pollo, 16 de los encuestados respondieron que consumen más del producto avícola, otros 16 expresaron que menos y 23 que en igual cantidad. 

Así, el fenómeno del consumo muestra que si bien todas las carnes han incrementado su presencia en las mesas de los hogares colombianos, es la carne de res la que lo ha hecho en mayor medida, acercándose así al consumo de pollo. La tendencia también evidencia que el sector porcino, aunque lejano, se abre un espacio en un mercado en el que, en definitiva, entre gustos no hay disgustos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.