Parque eólico.

Según un reporte del Instituto Fraunhofer, durante el primer semestre de 2014, el 31 por ciento de la energía generada en Alemania provino de fuentes de energía renovable. Sin incluir el hidrógeno, las energías renovables alcanzaron a representar el 27 por ciento.

Tanto la energía eólica como la solar generaron en Alemania el 17 por ciento de la energía que se consumen en los hogares. Las plantas solares del país europeo incrementaron su producción en un 28 por ciento, en comparación con los indicadores del primer semestre del 2013. La energía eólica incrementó su participación en un 19 por ciento.

La generación de energía en Alemania contrasta con el desempeño de otros países. Por ejemplo, si bien Estados Unidos, en términos cuantitativos, produce más energía renovable que Alemania, la participación de este tipo de energía en la nación americana es mucho menor. Precisamente, la energía eólica, en Estados Unidos, genera tan solo un 4 por ciento y la solar un ínfimo 0.23 por ciento.

No obstante lo anterior, Alemania aún deriva la mayoría de su energía del carbón, a pesar de que su consumo ha disminuido en un 4 por ciento. Por su parte, la energía generada por el gas natural decreció en un 25 por ciento, mientras que la energía nuclear lo hizo en un 2 por ciento.

Es evidente que Alemania continúa a la vanguardia en materia de responsabilidad ambiental frente a la generación de energía. No solo ha establecido medidas que prohíben el fracking para la explotación de gas, sino que es líder a nivel mundial en el uso de energías renovables. Esta situación, además de generar una imagen de sostenibilidad del país, hace que Alemania dependa en menor medida de las fuentes energéticas de otros países.   

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.