Ropa de niños en almacenes de cadena.

Parece increíble, pero es cierto. Marcas de renombre mundial y consideradas de alta gama venden  ropa  y calzado para niños que ha sido expuesta en el proceso de manufactura a diversos tóxicos que  pueden afectar la salud. Así lo reveló el estudio  Pequeños monstruos en tu ropa’ de Greenpeace Internacional.

El estudio  retoma investigaciones publicadas por Greenpeace, como parte de su campaña Detox, que reportaban la presencia de diversos químicos tóxicos en la manufacturación deproductos textiles y de piel y muestra que el uso de sustancias tóxicas continúa  siendo una práctica común en la fabricación de ropa para niños.  

Para que el estudio fuera veraz, en los meses de mayo y junio de 2013  los investigadores de los laboratorios de Greenpeace compraron en tiendas departamentales o con distribuidores minoristas autorizados un total de 82 productos textiles para niños manufacturados en por lo menos 12 países. Dentro de las marcas adquiridas estaban American Apparel, C&A, Disney, GAP, H&M, Primark y Uniglo; marcas deportivas como Adidas, Li Ning, Nike y Puma, así como la marca de lujo Burberry.

Los productos se enviaron a los Laboratorios de Investigación de Greenpeace en la Universidad de Exeter en el Reino Unido, desde donde se distribuyeron a laboratorios independientes autorizados. Todos los productos se analizaron para detectar la presencia de nonifenoletoxilados (NPEs); algunos se analizaron también para buscar ftalatos, organoestánnicos, químicos per/poli-fluorados (PFCs) o antimonio.

Los químicos peligrosos detectados en algunos de los productos analizados arrojaron resultados por encimade los límites técnicos de detección empleados en el estudio. A pesar de que estos productos fueron hechos para niños, reportó Greenpeace,  no se encontraron diferencias  significativas entre el rango y los niveles químicos encontrados por este estudio y otros donde se buscó rastro de estas sustancias en ropa para adultos.

Cada una de las marcas analizadas tenía prendas con sustancias tóxicas. Se encontraron nonilfenoletoxilatos (NPEs) en 50 de los 82 productos analizados, en niveles por encima de 1mg/kg (el límite de detección) hasta mayores de 17.000 mg/kg. Esto es el equivalente al 61 por ciento de las muestras. Todas las marcas tenían al menos un producto donde se detectaron NPEs. Se detectaron también ftalatos en 33 de 35 muestras con estampados plásticos.

“Estos “pequeños monstruos” químicos pueden encontrarse tanto en productos de marcas de lujo como deportivas, contaminando así los cursos de agua del mundo, desde Beijing hasta Berlín. Las grandes marcas internacionales deben dejar de utilizar sustancias tóxicas para no comprometer así a las futuras generaciones”, aseguró Chih An Lee, miembro de Greenpeace Sudeste Asiático.

Lee añadió que gracias a la presión de la gente ya hay marcas que se han comprometido a cmabiar su proceso de manufactura y eliminar estas sustancias.  Además de esto Greenpeace exige que los gobiernos se comprometan a publicar un registro de sustancias prohibidas para facilitar el proceso de eliminación de tóxicos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.