León Darío Peláez/SEMANA

Antes comprar leche significaba ir a la tienda y pedir una bolsa de nuestra marca predilecta. Sin embargo, en la actualidad la tarea engloba una serie de preguntas , debido la gran cantidad de productos disponibles, ¿cuál escoger?, ¿cuál es más saludable?, ¿cuál se adapta más a mis necesidades?.

Para ayudar a los que no conocen las diferencias y para hacer el proceso más sencillo, a continuación le explicamos cual es la mejor alternativa que se acomoda a su estilo de vida.

Leche Entera

La leche Entera es la más consumida, ideal para el desarrollo de los niños y adolescentes por su cantidad de proteína, calcio y vitaminas. No tiene una reducción de la grasa natural de la leche y es por esto que se le denomina “entera”, su porcentaje de grasa es de aproximadamente 3.5%. En el mercado existe leche entera pausterizada y larga vida.

Leche deslactosada

Esta leche se desarrolló para todos aquellos que no toleran la lactosa, es decir, el azúcar presente en todas las leches. Esto puede ocurrir debido a problemas genéticos que impiden la producción de la enzima que digiere este azúcar, o -en la mayoría de los casos- a que con la edad el cuerpo de algunas personas va dejando de producirla y esto impide la buena digestión de la lactosa.

Es importante tener en cuenta que esta leche conserva los valores nutritivos de la leche entera (proteínas, vitaminas y calcio).

En cuanto al gusto, esta leche se caracteriza por saber un poco más dulce, pero es debido a que el azúcar se ha pre-digerido y su sabor es más dulce que en la forma original. Sin embargo, es importante tener en cuenta que a esta leche no se la ha añadido azúcar.

Leche descremada

A la leche descremada o 0% grasa se le ha reducido la grasa natural de la leche, pero conserva todos los valores nutricionales de la leche entera, vitaminas y minerales. En términos generales, 1 vaso de esta leche aporta 86 calorías menos que la entera y tiene menos de 1 gr de grasa.   

Leche 0% grasa deslactosada

Este tipo de leche es descremada y deslactosada, es decir que es 0% grasa, aporta 0% de colesterol y es deslactosada.

Esta leche está diseñada para las personas que presentan intolerancia a la lactosa y que además desean cuidar su salud y su peso con una dieta baja en grasa.

Es importante tener en cuenta que esta leche, al igual que la deslactosada, es un poco más dulce que las leches en las que solo se modifica el aporte de grasa. Sin embargo, a pesar de esta percepción de sabor, su aporte nutricional en cuanto a proteínas, calcio y vitaminas es igual al de una leche entera. Por esto, la leche deslactosada descremada, es una opción saludable para consumir un alimento nutricionalmente completo.

*Este contenido fue realizado en colaboración con Alquería. Para conocer más sobre las últimas tendencias para tu bienestar, alimentación y estilo de vida saludable visite:

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.