| 2014/02/13

No hay nada "natural"

¿Natural o no Natural? Decenas de marcas a nivel mundial se están aprovechando de los nuevos consumidores responsables para venderles comida que no está cerca de ser orgánica.

En Colombia, de acuerdo con el Instituto Humboldt, el mercado de productos de biocomercio mueve alrededor de US$ 25 millones al año
En Colombia, de acuerdo con el Instituto Humboldt, el mercado de productos de biocomercio mueve alrededor de US$ 25 millones al año

De acuerdo con el Fondo de Biocomercio la demanda mundial de los productos "verdes" está creciendo entre el 20 por ciento y 30 por ciento más rápido que productos tradicionales.  Esto quiere decir, que los nuevos compradores están preocupados o por lo menos son más conscientes del impacto en la salud que tienen los agroquímicos en los cultivos, los antibióticos y hormonas en la carne de consumo, los organismos genéticamente modificados, entre otros.

En Colombia, de acuerdo con el Instituto Humboldtn, el mercado de productos de biocomercio mueve alrededor de US$ 25 millones al año, siendo el sector de ingredientes naturales para la industria farmacéutica el más dinámico con aproximadamente US$ 8 a 10 millones y una tasa de crecimiento del 50 por ciento en los últimos tres años.

Por otro lado, el Ministerio de Ambiente afirma que hay 100 zoocriaderos con diferentes especies en producción ex-situ, generando unos 700 empleos, reportando US $3.5 millones anuales por exportación de unas 15 especies. 

Esta misma situación local se está desarrollando, en algunos casos, a niveles superiores como en el caso de los mercados europeos o norteamericanos.  Así, en el afán de ganar más, decenas de marcas a nivel mundial se venden como “verdes” u orgánicas cuando en realidad no lo son.
Con el fin de que el consumidor reconozca qué está comiendo, diferentes fundaciones y marcas que están certificadas por la USAD  como naturales, se han unido en una campaña en Estados Unidos para educar a las personas y evitar ser engañadas.

En un video, se muestra cómo muchas compañías que usan químicos ponen etiquetas con la palabra natural en ellas para incrementar las ventas. Al final es un juego en donde se aprovecha el marketing para engañar al consumidor y obtener más palabras.



Si quiere unirse a esta campaña de educación Mundial haga click aquí.



¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.