Plato de carne roja cruda.

La demencia es el deterioro del intelecto, la memoria, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria, siendo el Alzeimer una forma de esta enfermedad.

Las conclusiones de un experimento realizado por un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina del Monte Sinai (Icahn Mount Sinai School of Medicine) en Nueva York, fueron constructivas en la determinación de la relación entre algunos alimentos como la carne y estos males, además de la diabetes tipo 2.

Los investigadores probaron en humanos y ratones los efectos de una sustancia química llamada Productos de Glicación Avanzada (AGE, del  inglés Advanced Glycation Endproducts), que según informó el portal BBC, se producen en la cocción de la carne en diferentes modalidades  o puede ocurrir naturalmente cuando la proteína o grasa reacciona con el azúcar.

El experimento publicado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias, consistió en alimentar ratones con dietas altas y bajas en AGEs.

En los ratones con una dieta alta en AGEs, se presentaron cambios significativos en la química del cerebro. Estos realizaron menos tareas físicas y mentales. Mientras que los ratones que consumieron una dieta baja en estas sustancias, se previno la producción y acumulación de una proteína defectuosa llamada beta-amiloide, responsable de ocasionar el Alzheimer.

El estudio a corto plazo en personas mayores de 60 años  sugirió un vínculo entre el deterioro cognitivo y los altos niveles de AGEs.

Aunque los expertos concuerdan en que estos resultados no ofrecen “respuestas definitivas”, son avances en la prevención de este tipo de enfermedades. Simon Ridley de la fundación Alzheimer’s Research UK, dijo a la cadena británica que “este pequeño estudio proporciona una nueva visión de algunos de los posibles procesos moleculares que pueden conectar la demencia y la diabetes”, puesto que estas dos condiciones han sido asociadas previamente.

Derek Hill de la University College of London explicó que debido a que una cura para el Alzheimer es aún una “esperanza lejana” este estudio “sugiere el uso de estrategias de prevención para reducir la incidencia” de esta enfermedad.

Según cifras del 2012 de la Organización Mundial de la Salud, cada año se registran 7.7 millones de casos nuevos de demencia.

Con información de BBC.


Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.