Diferentes tipos de pastillas.

¿Los compra en lugares de confianza?, ¿Revisa su fecha de vencimiento?, ¿Verifica que su empaque no esté alterando de ninguna forma? Estas son algunas de las preguntas que debe hacerse a la hora de comprar cualquier medicamento.

Es común que algunos medicamentos de venta libre como los antigripales, analgésicos entre otros, sean vendidos en distintos lugares, no precisamente especializados en el tema, una práctica realizada por millones de personas, sin medir el riegos que ocasiona consumir  medicamentos vendidos sin la reglamentación ni cuidados necesarios.

 “Complicaciones en enfermedades, intoxicaciones o reacciones adversas en pacientes son algunos de los síntomas que producen los componentes de medicamentos falsificados, alterados y/o fraudulentos e inclusive pueden desencadenar la muerte. Entre sus consecuencias se suma el enorme riesgo para la comunidad, por ejemplo, al consumir antibióticos falsos existe la posibilidad de generar un aumento en la resistencia de los microorganismos a esta sustancia y origina un grave problema de salud pública”, así lo advierte la asesora química farmacéutica de la cadena internacional de productos de salud y bienestar Locatel, Constanza Moreno.

Los medicamentos fraudulentos constituyen un importante problema de salud pública que preocupa tanto a las autoridades como a todos los profesionales que participan en el sector. Los productos de sustitución que reemplazan los reales pueden ir desde auxiliares de formulación como lactosa, almidón o similares hasta otros principios activos más económicos en el mercado o sustancias tóxicas o prohibidas para consumo humano. Es un negocio rentable debido a la importante demanda de medicina a nivel mundial y al bajo costo de producción de las falsificaciones.

“Hoy existe una amplia variedad de medicamentos fraudulentos en el mercado que incluyen los utilizados para problemas de salud agudos, entre ellos, antigripales, analgésicos y antihistamínicos, así como para enfermedades más complejas. Incluso, producen medicina que actualmente tienen tanta promoción como los adelgazantes y reguladores del apetito o para mejorar la libido y el desempeño sexual, asegura la química farmacéutica, Constanza Moreno.

Al momento de adquirir medicamentos se recomienda evitar comprarlos por internet en sitios desconocidos o a personas particulares puesto que según la Organización Mundial de la Salud  (OMS) se ha verificado que el 50 por ciento de la medicina obtenida a través de la red es falsa y generalmente las páginas ocultan su dirección física porque son ilegales.

Moreno enfatiza sobre algunas sugerencias para dificultar este delito: “Para prevenir la fabricación de medicamentos fraudulentos se recomienda a la comunidad destruir totalmente empaques y envases de los medicamentos. Romper y/o rayar muy bien cajas, etiquetas, insertos, agujerear frascos y en general dejarlos inservibles para un uso posterior. Aunque en ocasiones los establecimientos farmacéuticos ofrecen promociones, dudar cuando hay una gran diferencia en precio respecto al mismo producto en la competencia”.

Características indispensables  que debe verificar sobre la medicina que compra

  • ·    Verificar las características físicas del empaque, por ejemplo, la caja debe estar en buen estado, sin averías, limpia y del color habitual.

  • ·    El sello de seguridad debe estar inalterado –se utiliza generalmente en medicinas para enfermedades de alto costo y medicamentos costosos-.

  • ·    La fecha de vencimiento del medicamento no debe estar alterada o vencida.

  • ·    El envase (blíster, frasco o sobre) debe coincidir con el empaque (caja) del medicamento y tener el Registro Sanitario otorgado por el INVIMA que generalmente se representa como 2005M-00001 donde la letra M indica medicamento y algunas veces la presencia de una R al final indica la renovación del Registro Sanitario. No es válido la leyenda “Licencia de funcionamiento”, “Licencia del Min de Salud”, “Licencia provisional”, “Expediente INVIMA”, “Radicado INVIMA” , “Registro en trámite”, etc.

  • ·    Revisar que el medicamento (tableta, jarabe, solución inyectable…) no tenga cambios en sus características fisicoquímicas, ejemplo: alteración o degradación de color, textura, sabor, etc.

  • ·    La información de la etiqueta debe estar en idioma español de forma clara y no puede ser exclusivamente en el idioma de origen del producto (Inglés, alemán, francés, etc.) aunque puede haber algunos comentarios en el idioma de procedencia.

  • ·    El cliente o paciente debe fijarse en las condiciones locativas generales: limpieza, organización y aspectos generales del establecimiento y que se tenga expuesto el título del director técnico que puede ser Tecnólogo en regencia de farmacia (regente) o Químico Farmacéutico (profesional universitario de la salud).

¿Dónde denunciar la venta de medicamentos alterados y/o fraudulentos?

  • ·    INVIMA:  invimagr@invima.gov.co, teléfono 2948700 extensión 3728 o en la página web www.invima.gov.co

  • ·    Convenio por la Legalidad de Medicamentos: convenio.legalidadmedicamentos@asocoldro.com o al teléfono 3126542 extensión 119

  • ·    Secretarías de Salud y para el caso de Bogotá en el teléfono 3649090

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.