Celular de Rainforest Connection monitoreando los árboles de Sumatra.

Investigadores del Zoológico de Londres llevan a cabo un proyecto que utiliza celulares inteligentes en desuso para construir dispositivos que monitorean 100 kilómetros cuadrados de selva tropical en Camerún.

Cada celular puede, en un área de 2,5 kilómetros cuadrados de selva, transmitir sonidos característicos de la actividad ilegal, como motosierras, disparos y motores de camiones. De esta forma esta tecnología puede alertar oportunamente a las autoridades.

La idea de esta propuesta es aportar a la conservación en dos diferentes escenarios: uno, al combatir la tala y la caza ilegal, y el otro, al brindar una alternativa de reciclaje de los celulares desechados y obsoletos.

El proyecto es desarrollado en conjunto con la Sociedad Zoológica de Londres y la start-up Rainforest Connection. Esta iniciativa ha sido probada en áreas de conservación de gibones en Indonesia y podrá ser replicada en otros lugares donde exista un conflicto por el uso de los recursos naturales.

Hasta el momento las organizaciones dedicadas a la conservación habían usado información satelital para identificar estas acciones ilícitas, pero la información que recopilaban era bastante infrecuente y carecía de inmediatez.

Para ayudar a otras causas similares a esta haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.