| 2014/03/26

La apuesta sin pierde

Carlos Raúl Yepes, presidente del Grupo Bancolombia, asegura que todas las iniciativas de inclusión deben ser rentables y sostenibles, compitiendo sin ventajas con todos los demás proyectos del banco. Por eso la inclusión financiera parece ser sostenible y exitosa para la compañía.

Carlos Raúl Yepes.
Carlos Raúl Yepes.

Semana Sostenible: ¿Por qué la apuesta de Bancolombia por alternativas financieras para las clases menos favorecidas?

Carlos Raúl Yepes: Nuestro propósito es construir una banca que se acerque a miles de personas que hoy no tienen acceso al sector financiero. Por eso, creamos productos de ahorro diseñados para personas de ingresos bajos, que les hagan fácil la vida y les ayuden a cumplir no solo obligaciones, sino además sueños y metas.
 
Este propósito de inclusión financiera se acompaña de un modelo de educación. Queremos personas conscientes de qué están adquiriendo; colaboradores comprometidos con una venta responsable, y en esos propósitos hemos desarrollado un modelo de servicio que contribuye con la construcción de relaciones de largo plazo basadas en la confianza.

S.S:¿Cuáles son esas alternativas?


C.R.Y: Un buen ejemplo es el producto ‘Ahorro a la Mano’. Es una cuenta de ahorros sin cuota de manejo que funciona desde el teléfono celular y se convierte en una herramienta para acercar el sistema financiero a la gente y fomentar la cultura del ahorro. O ‘Bancolombia Mi Negocio’, que les ofrece a las familias microcréditos. Facilitamos montos pequeños a tenderos, comerciantes de barrio, mujeres cabeza de hogar y, en general, a personas que no cuentan con un gran respaldo para acceder a productos de crédito. Creemos en ellos y entendemos que apoyarlos en esos primeros acercamientos es fundamental para sus vidas.

S.S: ¿Cómo benefician estas iniciativas a la compañía?


C.R.Y:
Ser una banca más humana incluye un propósito de ser sostenibles; perdurables. Los programas de inclusión son una bandera de Bancolombia, como aporte para que la sociedad sea más equitativa y justa, y eso también representa beneficios tangibles. Podríamos pensar en la captura de nuevos clientes y en la profundización de mercados, pero también podríamos hablar de reconocimientos a la gestión; ambos asuntos de gran relevancia para nuestro fin empresarial.

S.S: ¿A que reconocimientos se refiere?

C.R.Y: En 2013 fuimos elegidos como la empresa privada con mejor reputación del país, según los resultados del monitor empresarial Merco 2013, lo que materializa la labor que venimos realizando en nuestro propósito de construir relaciones basadas en la confianza con nuestros clientes y con la sociedad en general.

También fuimos ratificados como la primera empresa privada en responsabilidad y gobierno corporativo, un resultado que plasma nuestro compromiso con el crecimiento sostenible. Este  logro también se respalda en el listado del Índice de Sostenibilidad del Dow Jones, en donde somos el único banco colombiano presente por segundo año consecutivo.

S.S: ¿Cree que están rompiendo paradigmas?

C.R.Y:
Desde que comenzamos con esta filosofía de transformar la banca, supimos que el camino iba estar ligado a los paradigmas que han representado tradicionalmente al sector. Hoy, tres años después, vemos el reflejo de ese compromiso plasmado en las múltiples publicaciones que destacan cómo ha sido posible cambiar la percepción de nuestros clientes y, lo más importante, volver el servicio un hábito entre nuestros 46.000 colaboradores.

Siempre hemos dicho que no solo nos importan los resultados, sino también cómo los conseguimos, y esa combinación de pensar no solo en nosotros, sino en todas las personas, son la visión de futuro que tenemos y que ya empezamos a materializar en el presente.

S.S: ¿Qué tan fácil es cumplir con ese propósito en un país como Colombia y qué tanto riesgo corren?


C.R.Y:
El camino que escogimos no es el más fácil, pero fue el que elegimos. Asumimos que la bancarización debe estar relacionada con la educación financiera. El desconocimiento crea barreras para manejar el dinero de forma responsable, disminuye la posibilidad de visionar oportunidades de negocio y, sin duda, excluye de mejores condiciones de vida a las personas.

El crecimiento de la clase media y el índice de disminución de la pobreza en el país, nos hace pensar que esta población, que hoy no ha tocado la puerta del sistema financiero, será decisiva para la economía en un futuro cercano. Nosotros queremos acompañarla para que esté preparada y por eso respaldamos cada vez más la implementación de dichos programas. Es una oportunidad para nosotros, una oportunidad para las personas y un soporte para la prosperidad económica del país.

S.S: ¿Cómo se refleja esta apuesta en el crecimiento de la compañía?

C.R.Y: Nos hemos trazado retos que le apuntan a ser una organización cercana e innovadora, pero con una clara visión de futuro; los esfuerzos para estar donde, como y cuando las personas nos necesitan, comprometen la presencia oportuna de la entidad, que cerró 2013 con una red de 849 sucursales, mas de 2.050 corresponsales bancarios y 3.573 cajeros, convirtiéndonos en el único banco del país que está presente en todos los departamentos del territorio nacional.

S.S: ¿Cómo se conjuga la inversión responsable con el acceso financiero a las clases menos favorecidas?

C.R.Y: Nosotros en Bancolombia, como cualquier negocio, queremos ser rentables. Facilitar el acceso al sistema financiero es una oportunidad para las personas que hoy no disfrutan de estos servicios y, por supuesto, es una oportunidad para nosotros. Me gusta insistir mucho en que no solo nos importan los resultados sino cómo los conseguimos, y por eso buscamos iniciativas en donde todos ganamos. Todas nuestras iniciativas de inclusión deben ser rentables y sostenibles compitiendo sin ventajas con los demás proyectos del banco.

S.S: ¿Cuál es el secreto del éxito de Bancolombia?


C.R.Y:
No tenemos secretos ni fórmulas mágicas. Somos una organización en la que tenemos claro que debemos construir relaciones de confianza con nuestros clientes y con todas las personas con las que interactuamos. Somos una organización que piensa en el bienestar económico, social y ambiental de las comunidades a las que acompañamos. Con orgullo nos gusta decir que somos una organización en crecimiento, rentable, sostenible, en búsqueda de la eficiencia y siempre basada en las personas.


Pasra consultar la página de Sustainalytics haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.