| 2014/03/21

Productividad energética

Para la tercera generadora de energía más grande del país, el tema de los recursos naturales y el impacto de sus intervenciones al medio ambiente son sus principales retos a la hora de generar estrategias sostenibles.

Imagen de una de las plantas de Isagen.
Imagen de una de las plantas de Isagen.

Isagen es una compañía que desde hace un tiempo le apuesta a la sostenibilidad. Su operación (86,43 por ciento de su capacidad es hidráulica y 13,57 por ciento térmica) se fundamenta el recurso hídrico, que trae implícitas una serie de particularidades que no se pueden dejar de lado.

Una de ellas tiene que ver con la intervención en el territorio. Para la compañía está claro que toda actividad humana acarrea cambios que pueden convertirse, a mediano o largo plazo, en una amenaza. ¿Su objetivo? Que dichas acciones se conviertan más bien en oportunidades de progreso. Para lograrlo, cuentan con un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) bajo la norma ISO 14001:2004, que fue certificado nuevamente en 2013 por el ICONTEC, como ente auditor externo para las centrales en operación San Carlos, Jaguas, Calderas, Termocentro, Miel I y sus trasvases Manso y Guarinó.

Adicionalmente, tienen como guía una Política Ambiental que orienta el desarrollo de sus actividades productivas e implementan el Plan de Manejo Ambiental –como lo establece la ley- mediante los programas biofísico y social.

Dentro de los otros programas e iniciativas puntuales en torno a la mitigación del impacto ambiental de su operación, se adelantan acciones encaminadas a disminuir la huella de carbono, las emisiones de CO2 y el consumo de agua. Así mismo, se desarrollan estudios técnicos hidroeléctricos, eólicos y térmicos e investigaciones relacionadas con la producción de biocombustibles y la gasificación del carbón.

Su misión en pro del medioambiente no se detiene allí. Dentro de sus programas también está la reforestación y revegetalización de áreas de interés que se encuentran generalmente cerca a las cuencas donde se localizan las centrales y los proyectos.

Ahora bien, más allá de las estrategias puntuales de conservación, protección y manejo de las áreas de influencia de su operación, existe otro punto importante que también hace parte de la gestión ‘verde’ de la empresa colombiana: su vinculación a ciertas iniciativas globales como el Pacto Mundial, los Objetivos de Desarrollo del Milenio, Caring for Climate y Business for Peace, que promueven prácticas sostenibles no solo desde el punto de vista medioambiental, sino también social, al encaminarse en pro de los derechos humanos, tanto de los trabajadores como de las comunidades implicadas.

El patente compromiso que ha adquirido la empresa con la sociedad colombiana a lo largo de sus 19 años de operación, se mantiene vigente y en constante evolución. Es por ello, que los retos de Isagen para 2014 son claros y están encaminados a cumplir el Propósito Superior de la compañía: generar energía inteligente y prosperidad para las comunidades.

El primero de dichos objetivos es lograr una mayor participación de la institucionalidad municipal y departamental, en los procesos de recuperación social y ambiental que se realizan en las cuencas del área de influencia de centrales y proyectos. Para Isagen es muy importante el trabajo en conjunto de los actores civiles, sociales, públicos, privados e internacionales.

El segundo reto se centra en la actualización de la huella de carbono 2013 y en avanzar en la estrategia para neutralizarla. Parte de los esfuerzos de Isagen actualmente se enfocan en aprovechar las fuentes renovables de energía, con el fin de diversificar su matriz energética en el futuro.

Por otro lado, la compañía trabaja en la implementación de ciertos ajustes para certificar el informe de medición de Gases de Efecto Invernadero (GEI) 2014. Al respecto, cabe mencionar que Isagen realizó recientemente cuatro campañas de medición de GEI siguiendo el protocolo elaborado por UNESCO-IHA, como parte del convenio que tienen con la Universidad de Antioquia para investigar la generación de este tipo de gases en el embalse del Proyecto Hidroeléctrico Sogamoso.

Así mismo, la empresa busca avanzar en la meta de restauración ecológica de ocho mil hectáreas, como medida de compensación d Hidrosogamoso y para este año, busca iniciar las actividades que darán cumplimiento al programa de conservación y protección de ocho especies.

Queda claro, que desafíos tienen muchos, en la medida que avanzan sus operaciones también los retos que deben enfrentar, pero el compromiso que tiene Isagen también se hace cada vez más evidente. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.