| 2014/03/26

Un banco para la innovación

A las entidades financieras no les basta con tener cada vez más clientes. Para fortalecer su negocio y promover la inversión, los bancos están enfocados en informarlos y generar valor para la sociedad.

Fachada de una de las sucursales de BBVA.
Fachada de una de las sucursales de BBVA.

Para Santiago Villegas la tecnología es la mejor herramienta para construir una ciudad más segura. Este ingeniero informático de la Escuela de Ingeniería de Antioquia tiene 29 años y acaba de ser reconocido como uno de los Innovadores menores de 35 por el MIT Technology Review. Villegas empezó con seguridadenlinea.com como una plataforma para denunciar atracos, tiroteos o abusos por parte de los delincuentes en la ciudad de Medellín. Allí las personas pueden subir fotos y videos de manera anónima para crear redes de seguridad entre usuarios y alertar a las autoridades. Con el paso del tiempo la página en internet dejó de ser suficiente y se hizo necesario tener aplicaciones para los dispositivos móviles.

El reconocimiento lo recibió durante la pasada edición del EmTech, la conferencia más importante del mundo sobre tecnologías emergentes, que se realizó del 19 al 20 de febrero en Medellín. Se trata de una iniciativa del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) para promover nuevas formas de interacción entre las personas, estrategias que cambiarán la sociedad y que buscan una mejor calidad de vida.

La conferencia recibió el apoyo de varias instituciones públicas a nivel distrital y nacional, pero además cuenta con el respaldo del BBVA a nivel mundial. Y es que para el grupo financiero el tema del emprendimiento  no es ajeno a sus intereses. El banco cuenta con tres centros de innovación en el mundo, uno de los cuales está ubicado en Bogotá. Allí las personas reciben asesoría para sacar adelante sus ideas de negocio y convertirlas en proyectos sólidos, atractivos y rentables.

Estas plataformas de apoyo hacen parte de una tendencia a nivel mundial por renovar el papel de la banca en la sociedad. El propósito es capacitar a más personas para integrarlas a la lógica empresarial y el sistema financiero. Además, dichos proyectos son un laboratorio para el cruce de talentos y la creación de redes de negocios. Cuando Villegas empezó a ver el éxito que estaba teniendo seguridadenlinea.com se lo presentó al Consejo de Medellín. Hoy la página y las aplicaciones para dispositivos móviles son financiadas por la alcaldía de la capital antioqueña y la Empresa para la Seguridad Urbana.

Esta corriente va de la mano con una preocupación creciente por capacitar a las personas en el funcionamiento del sistema financiero. Para el presidente del Banco BBVA en Colombia, Óscar Cabrera Izquierdo, lo anterior está relacionado con la educación: “La apuesta del Grupo por la educación es un ejemplo que quiere conjugar un mutuo beneficio. La idea es  ayudar en programas educativos en las geografías donde estamos al tiempo que ayudamos al negocio”.

Para el banco estos proyectos tienen un carácter sostenible porque más que atraer nuevos clientes al sistema bancario, están asegurándose de que sean personas responsables financieramente. Además, el apoyo a la innovación y los grupos emprendedores están orientados a crear iniciativas que generen valor para la sociedad.

Para personas como Villegas esta idea es clara. Más que reportar delitos en Medellín, Villegas y su equipo descubrieron que estas herramientas le podían servir a los usuarios para hacer otro tipo de quejas sobre la ciudad. Así nacieron ciudadenlinea.com y transporteenlinea.com las cuales sirven para identificar zonas de seguridad, quejarse por una vía en mal estado o informar sobre el transporte público en Medellín. De modo que todos sus proyectos están fundamentados en la creación de redes sociales que buscan generar un beneficio comunitario.

Sin embargo, no todo en el mundo de la innovación es color de rosa y los bancos lo saben. Por eso parte de la responsabilidad con sus clientes está en informarles acerca de los riesgos que supone la aventura del emprendimiento. Por eso existe cada vez más vigilancia al respecto. Según Cabrera, en el BBVA todo esto hace parte de una estrategia clara: “Nos dedicamos a fomentar el negocio responsable a través de tres focos: la comunicación transparente, clara y responsable tanto en publicidad como en contratos; la educación financiera para contar con clientes más informados y los productos de alto impacto social”.
La forma como los emprendedores, el sector financiero y los usuarios se integran para sacar adelante estos proyectos es uno de los factores de éxito. El buen diseño y las estrategias de implementación serán cruciales para lograr ese impacto en la sociedad.

El BBVA y los Principios de Ecuador

La responsabilidad de los bancos no es solo con sus clientes. Las entidades financieras tienen que preocuparse cada vez más por el impacto ambiental y social que generan los proyectos que respaldan, particularmente en aquellos de gran escala. Para eso se crearon en 2004 los Principios de Ecuador, como una forma de responsabilizar a los bancos frente a estos temas.
En Colombia, según la firma Sustainanalytics, durante el 2011 se financiaron 5 tipos de proyecto que cumplieron con estos estándares.

  • -    Expansión de capacidad de El Cerrejón.
  • -    Suministros para el Hospital Pablo Tobón Uribe.
  • -    Renovación de las universidades Antonio Nariño, del Sinu y la Pontificia Bolivariana.
  • -    Inversión en las sociedades portuarias regionales de Buenaventura y Cartagena.
    • -    Inversión en Indupalma y Procesadora de Aceite Oro Rojo.

      Para consultar la página de Sustainalytics haga clic

aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.