Bavaria

Este objetivo trazado por la compañía solo se puede cumplir por medio de una operación sostenible. Por esto, detrás de cada decisión la empresa tiene en cuenta el impacto que puede generar en la sociedad, la economía y el medioambiente.

Frente a los retos que impone el cambio climático, Bavaria evaluó sus procesos de producción para plantear una nueva estrategia de disposición eficiente de sus residuos. Esta gestión ha permitido que más del 98 por ciento de los desechos generados por la empresa sean reutilizados en otras industrias. El resto se descarta de acuerdo con las disposiciones legales pertinentes para cada operación.

El consumo de agua de la compañía se ha reducido en un 27 por ciento en los últimos seis años. Por cada 100 litros de cerveza producidos se gastan 270 litros de agua, muy por debajo del promedio mundial de 400 litros de agua por cada 100 de cerveza.

Para lograr esta meta, Bavaria ha realizado inversiones importantes en plantas de tratamiento de aguas residuales que permiten reutilizar el líquido en cada uno de sus centros de producción. También se busca el aprovechamiento de nuevas fuentes tales como depósitos de agua lluvia para tratar y reutilizar el líquido y la tecnificación y supervisión para apoyar estos procesos.

Dentro de la empresa hay un enorme reto para reducir el consumo, reforzando el compromiso por la subsistencia de las fuentes hídricas. Por esto, promueven la conservación de las cuencas de agua que comparten con las comunidades, gracias al desarrollo de iniciativas con aliados como The Nature Conservancy para la conservación y restauración de páramos. Bavaria ha fomentado la preservación de más de 3.000 hectáreas de estos ecosistemas a través de su participación en los fondos de agua de cinco cuencas de ríos protegidas.

La operación sostenible de la compañía, además de redundar en el cuidado medioambiental, conlleva beneficios económicos: se reutilizan materiales y se ahorran procesos de producción desde un inicio. Los residuos de la empresa se convierten en un insumo útil para otra industria o para ella misma. Definitivamente una estrategia con enfoque sostenible.

Aún con los buenos resultados, Bavaria busca mejorar cada día más en su sostenibilidad, conscientes de que el cambio climático se intensifica y fenómenos de variabilidad se vuelven más impredecibles. Su intención es prepararse para la inestabilidad que generan los frecuentes e inciertos periodos de sequía o abundancia hídrica.

Bavaria se esfuerza por integrar de manera eficiente la sostenibilidad a su negocio. Por esto, su presidente Luciano Carrillo reitera la dedicación de la compañía por ser sostenibles. “Hacer cerveza es nuestra razón de ser, pero el compromiso con la sociedad es nuestro imperativo del día a día. Nuestro llamado de hoy es por tejer puentes y redes para cimentar una base donde todos y cada uno de nosotros: sector empresarial, comunidades, empleados, gobiernos y tercer sector, participemos y tengamos un rol determinante en la construcción de un mundo mejor”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.