| 2013/05/14

Dove busca lo real

La campaña “Belleza real, cuidado real” es un buen ejemplo de como las compañías asumen su compromiso social

Según Dove sólo el 11% de las mujeres se siente cómoda utilizando la palabra "linda" para describirse
Según Dove sólo el 11% de las mujeres se siente cómoda utilizando la palabra "linda" para describirse

La campaña de Dove “Belleza real, cuidado real” ha logrado llegar a  10 millones de personas, y se convertido en la favorita de las consumidoras por la búsqueda de la mujer cotidiana.

El experimento es sencillo. Se le pregunta a varias mujeres del mundo qué es lo que menos les gusta de su cuerpo y en menos de dos segundos todas señalan las partes que quisieran cambian. Sin embargo, cuando se les pregunta qué es lo que más les gusta de su aspecto físico, todas las mujeres dudan sobre lo que consideran es un atributo.

Después de un trabajo que inició en 2004, la multinacional Unilever a través de la marca Dove relanzó su mensaje social: “Belleza Real, cuidado Real”, campaña que en pocas semanas ha logrado 10 millones de reproducciones en YouTube. Este es un mensaje  que busca que las mujeres de todas las edades se quieran tal y como son.

El asunto de la autoestima cobra importancia si se tiene en cuenta las cifras del estudio que realizó la empresa en el año 2011 a 1.200 mujeres de entre 10 y 17 años. En este se evidenció que  72 por ciento de las mujeres se sienten tremendamente presionadas por ser bonitas. Además, sólo el 4 por ciento de las entrevistadas se considera atractiva.

Así en 2010, la campaña de Dove evolucionó y se inició un esfuerzo sin precedentes para convertir la belleza en una fuente de confianza, no de ansiedad, a través del Movimiento Dove por la Autoestima.

Unilever se apunta un plan de vida sostenible

Al igual que la campaña de Dove, Unilever se ha posicionado en el mercado como una marca que busca la sostenibilidad en todo su negocio.  De esta manera, la multinacional tiene un plan de  vida sostenible, el cual comprende acciones concretas sobre sus productos y su compañía para mejorar las condiciones ambientales, sociales y laborales de las comunidades y trabajadores.

Por ejemplo en 2012, el centro de operaciones logísticas, la fábrica de alimentos, la fábrica de alimento personal y las oficinas corporativas en Colombia, lograron reducir 3,42 por ciento el consumo de agua, 0.08 por ciento la emisión de CO2 y 7 por ciento la reducción en el consumo de energía.

La explicación de que esta empresa sea líder en el mercado de los negocios sostenibles se explica porque la cabeza cree en un mundo mejor. Así lo explica Guillermo de la Torre, gerente de asuntos corporativos de Unilever, quien afirma que “Cuando Paul Polman (Ceo de Unilever) llegó a la cabeza de la compañía, el cambio de mentalidad empezó y así hemos logrado transformar la cultura corporativa y la de la mayoría de nuestros proveedores”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.