Colombia tiene y ha invertido gran cantidad de dinero en mejorar el material genético de sus ejemplares. Somos conscientes de que es de muy buena calidad pero no lo estamos exportando, lo estamos dejando en nuestro interior.

Carne, leche y cuero. Esos suelen ser los productos que se asocian al mundo de la ganadería, sin embargo, la exportación de material genético como semen de los mejores ejemplares bovinos, se está convirtiendo en la salida de los ganaderos latinoamericanos para competir con los mercados europeos. Colombia no se queda atrás.

Semana Sostenible:
¿Por qué exportar genética?

Manuel Blanco:
siempre que hablamos de exportar productos de origen bovino, nos referimos a carne o leche. Pero la genética está olvidada. La idea es exportar material genético como semen, embriones u animales en pie para que sirvan de reproductores o fuentes de nuevas líneas de sangre en otros países.

Colombia tiene y ha invertido gran cantidad de dinero en mejorar el material genético de sus ejemplares. Somos conscientes de que es de muy buena calidad pero no lo estamos exportando, lo estamos dejando en nuestro interior.

S.S:
¿Qué nos hace competitivos en materia de genética?

M.B:
Colombia utiliza los insumos más caros del mundo. Aquí compramos el abono más costoso, las medicinas veterinarias más caras con otros países. Si uno se va tan sólo a Venezuela, un tractor cuesta allá la tercera parte de lo que cuesta acá...

S.S: ¿Pero no es contraproducente?

M.B: Si yo tengo infraestructura puedo ser más eficiente, pero si para mí conseguir infraestructura es más costoso pues me vuelve más ineficiente. En otras palabras, si yo tuviera equipos y maquinaria para fabricar mi propia comida no tendría que salir a comprarla, pero no se me justifica como pequeño productor tener un tractor parqueado tres meses, porque no voy a cultivar.

S.S:
¿Qué están haciendo para que ese material genético que se está produciendo salga del país?

M.B: La mayor parte de ese material genético lo están enviando de contrabando. Queremos que el gobierno nacional a través del Ministerio de Agricultura y del ICA nos ayude para que esos programas bilaterales que tengamos, ya sea con Brasil, México, Estados Unidos o Ecuador se lleven a cabo y nos permita hacer el envío de manera adecuada.

S.S: ¿Cómo van esas negociaciones con el gobierno?

M.B: Las negociaciones del sector bovino están supeditadas a otros productos. El ICA nos ha dicho “es un tema político”. En el caso de Brasil pasa que si no ceden en el tema del café  nosotros no cedemos en el tema bovino.

Ahora, también es cierto que el sector bovino tiene algunos problemas sanitarios. Ya superamos la barrera de la fiebre aftosa y actualmente, nos enfrentamos a otros retos como que las plantas de sacrificios sean certificados por organismos de inspección de otros países, para que se certifique que cumplen con los estándares que ellos necesitan.

Hay otras enfermedades. Por ejemplo, unos países nos tienen cerrados por vaca loca, pero ya hemos venido superando el tema y se  ha certificado que Colombia es un país con riesgo mínimo de vaca loca.

S.S: Además del tema genético, ¿Qué otras acciones debe tomar el sector para ser más competitivo?

M.B: La ganadería tiene que mirar otros horizontes y se tiene que reestructurar, tiene que ser más eficiente. Menos hectáreas y mayor tecnificación. Si yo como ganadero debo llegar a la meta de tener más animales en menos espacio.

Por otro lado, hay que ser conscientes que estamos en una zona tropical. A veces la gente nos dice tenemos 350 días de sol, sí, pero también tenemos dos temporadas de invierno y verano  muy marcadas. Tenemos que empezar a pensar en un tipo de ganadería más tropical y afrontar los retos que esto nos impone.

S.S:
¿Cómo llevamos la tecnificación al pequeño ganadero?

M.B: Hay que estructurar empresas ganaderas que sean sostenibles. Empresas, no ganaderías. Empresas que tengan flujos de caja, que tengan gastos organizados.

Un congreso por la competitividad

Durante Agroexpo en Bogotá y Cartagena se llevará a cabo el Congreso Americano de las razas Simmental y Simbrah. Delegaciones de Canadá, Estados Unidos, Brasil, Chile, Argentina entre otros se reunirán en el país para buscar alternativas y proyectos conjuntos para apoyar el sector en la región.

La cita es del 19 al 25 de julio en el pabellón 5A de Corferias.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.