En todo el mundo, cientos de miles de niñas y niños realizan trabajos que los privan de la educación, la salud, el tiempo de descanso y las libertades elementales. De estos, más de la mitad están expuestos a las peores formas de trabajo infantil en entornos peligrosos –en actividades ilícitas como el tráfico de drogas y la prostitución–, así como a la participación en conflictos armados.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.