;
DW

 Se trata de un colaboración productiva: investigadores indios del Institute for Himalayan Bioresource Technology (IHBT) descubrieron genes que hacen a la planta conocida como potentilla muy resistente a la sequedad. Científicos del Centro de Investigación Jülich quieren aprovechar estos genes. El material genético ya fue transferido a la planta de laboratorio Arabidopsis Thaliana. Ahora se trata de analizar exactamente el crecimiento de las plantas transgénicas.

“Aquí necesitaríamos toda una vida para eso,” dice Sanjay Kumar, fisiólogo vegetal del IHBT y quien descubrió el gen de tolerancia a la sequedad. “Hasta ahora hemos cosechado las plantas regularmente y medido su crecimiento. Pero en Jülich disponen de las tecnologías para examinar las plantas con precisión y sin destruirlas. De esta manera se acelera toda la investigación.”

El siguiente paso será transferir las propiedades de aquellos ‘supervivientes’ del Himalaya a las plantas utilitarias. Algodón y colza, por ejemplo, soportarán entonces mucho mejor la sequedad y consumirán mucho menos agua que hasta ahora. “Las sequías ya están reduciendo de un modo dramático las cosechas. En el marco del cambio climático esto no va a hacer más que empeorar. Nuestra meta es hacer a las plantas más resistentes contra el estrés de la sequedad,” dice Anika Wiese-Klinkenberg, que dirige la contraparte alemana del proyecto.

Van a pasar aún varios años hasta que las plantas más robustas puedan ser comercializadas. No obstante, el Centro de Investigación Jülich ya se beneficia de la cooperación con el instituto en la India. “Este proyecto es un ejemplo muy lindo de cómo se puede unir investigación de base con investigación aplicada,” dice Uli Schurr, director del Instituto de Botánica en Jülich. “Apenas estamos empezando a comprender cómo funcionan los distintos sistemas vegetales en el Himalaya y cómo soportan la situación allí.”