| 2013/05/02

Edificaciones "de peso ligero"

Reducir el consumo de energía en un 20% es la meta del gobierno alemán para 2020. Con materiales ligeros que generan electricidad y son menos nocivos al ser humano se transforma la industria de la construcción.

Casa R128 en Stuttgart, Alemania
Casa R128 en Stuttgart, Alemania
;
DW

Cuidar y preservar el medio ambiente para las futuras generaciones es una de las misiones que se ha impuesto el gobierno federal en Alemania. Más de un tercio del total de energía consumen las edificaciones, siendo uno de los principales responsables de las emisiones de CO2. Así, las nuevas propuestas arquitectónicas buscan reducir a cero el consumo energético con tecnologías verdes.

“Un imperativo de responsabilidad” es crear espacios urbanos ecológicamente responsables, según la filosofía del arquitecto Werner Sobek. Y bajo este credo se edificó en la ciudad de Stuttgart el prototipo de casa “R128” ( por su ubicación en Römerstrasse 128).

Con forma de cubo y paredes de triple-cristal, esta casa almacena energía solar que después administra para regular la temperatura interna. Su estructura es reciclable y libre de emisiones de CO2. Al utilizar acero como elemento principal, la R128 pesa 10 toneladas, veinte veces menos que su equivalente de hormigón y ladrillo.

Cada elemento de esta casa es controlado por computadoras: desde pantallas táctiles para modelar la temperatura, grifos con sensor, hasta comandos de voz para las abrir puertas. Así, este modelo de casa representa para el Arquitecto Sobek, presidente del Instituto de Sustentabilidad de Stuttgart, “la arquitectura del futuro”.

Nuevos conceptos

La vivienda familiar “F87” por su diseño sustentable genera un excedente importante de energía suficiente para abastecer las necesidades propias y cargar de electricidad los vehículos de sus habitantes. Dicho proyecto del Instituto de Estructuras Ligeras y Diseño Conceptual (ILEK) en la Universidad de Stuttgart es líder en innovación al emitir cero residuos, ser desarmable y utilizar materiales reciclables.

Evitar la construcción de grandes edificios con materiales que representan un daño ambiental a futuro es una de las tareas del Instituto dirigido por Werner Sobek. Para esto, también se desarrollan materiales especiales en acero, vidrio, titanio, tela y madera.

Sumando beneficios

Alrededor de veinte mil “casas pasivas” hay en Alemania desde la construcción del primer prototipo en 1991 en la ciudad de Darmstadt. El objetivo de las viviendas “pasivas” es minimizar el uso de energía eléctrica al captar y acumular el calor solar. Ahora, con las nuevas tecnologías verdes, estas viviendas tienen un menor impacto en los recursos naturales, además de ofrecer confort, diseño y procurar la salud de sus habitantes.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.