Personal especializado mide los niveles de contaminación presentes en áreas cercanas al desastre de Japón.

 Dos años después de la catástrofe ocurrida en Fukushima, Tepco, la empresa de electricidad que operaba la planta de energía atómica, aceptó hace un par de días que tiene la mayor responsabilidad por la crisis nuclear, ya que el sistema de seguridad instalado en la planta no estaba preparado para enfrentar fenómenos naturales como los que se presentaron en marzo del 2011.  

En un informe Tokyo Electric Power Co. la compañía admitió que no estaba preparada adecuadamente para resistir el poderoso terremoto y la subsecuente ola gigantesca que arrasaron el noreste de Japón. "Nuestra cultura de seguridad fue insuficiente", dijo el presidente de Tepco, Naomi Hiroshe.

Por su parte, Greenpeace publicó un video en el que muestra la historia de vida de una de las sobrevivientes a este desastre natural y señala los perjuicios de la energía nuclear.  Así mismo la organización “exige el abandono de la energía atómica y promueve una transición gradual hacia energías limpias y renovables como la eólica”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.