Para comprar queroseno la población debe gastar más de la mitad de sus ingresos.
;
DW

En Uganda un grupo de mujeres cambiaron el queroseno, un líquido transparente obtenido a partir de la destilación del petróleo y que sirve como combustible, por lámparas que funcionan a partir de la energía solar.

Sin embargo, el encanto del proyecto no es sólo el uso de una fuente alternativa de energía, sino que la iniciativa llamada  Solar Sister, permite a las mujeres tener un empleo como vendedoras y obtener recursos para mantener a sus familias.

Acá está el video de cómo funciona este proyecto.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.