Un cuidador de carro gana $566.700 pesos al mes, es decir, $17.000 mil pesos más que un salario mínimo legal vigente.

Un censo realizado por el Observatorio de Logística, Movilidad y Territorio de la Universidad Nacional reveló que a pesar de que cuidar carros paga bien, es una actividad que demanda jornadas de más de 12 horas, de domingo a domingo y ninguna prestación social

Los sectores de Santa Bárbara, Chapinero, Centro Internacional, Calle 100 y el barrio Santander no sólo son las zonas que de acuerdo con la Secretaria Distrital de Movilidad tienen el mayor número de cupos de parqueo en la ciudad, sino que son el lugar de trabajo de los 875 cuidadores de carros censados por el Observatorio de Logística, Movilidad y Territorio de la Universidad Nacional.

La radiografía hecha por el observatorio muestra que en promedio un cuidador de carro gana en promedio $566.700 pesos al mes, es decir, $17.000 mil pesos más que un salario mínimo legal vigente. Así mismo, el negocio de cuidar carros llega a generar $511.875.000 millones de pesos mensuales. Sin embargo, “casi todo lo que ganan es dedicado para mantener a sus familias”, explica César Ruiz, ingeniero miembro del equipo que realizó el censo.

Igualmente, se encontró que los cuidadores de carro comienzan su jornada entre las 6 y 9 de la mañana y terminan entre las 6 y 10 de la noche. Trabajan generalmente, de lunes a sábado, pero en caso de eventos como partidos de fútbol también lo hacen los domingos. Sin embargo, un dato preocupante es que esta actividad no es temporal. De hecho, el 48.2 por ciento de los censados llevan 10 años o más en esta actividad.

Por otro lado, si bien el 91 por ciento aceptaría un empleo con todas las garantías y prestaciones laborales, reconocen que la falta de oportunidades y capacitación limita su acceso al mercado formal. A esto se le suma que sólo el 16 por ciento completó el bachillerato.

Colombia informal

De acuerdo con el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ‘Tendencias Mundiales del empleo 2013’, Colombia ocupó el cuarto puesto en informalidad laboral de América Latina después de: Perú, Bolivia y Paraguay.  Esta posición cobra relevancia si se tiene en cuenta que 51,3 por ciento de trabajadores son informales, según el DANE. Esto significa que si bien la tasa de desocupación con respecto al año pasado bajó, más de la mitad de las personas ocupadas están dedicadas a actividades informales.

En Bogotá, por ejemplo, el 54 por ciento de las personas que viven en la capital se dedican a labores de baja producción económica y no reciben beneficios como salud y pensiones.El informe de la OIT señala que entre las causas de la informalidad está la ausencia de reformas estructurales en los modelos de empleo y la incoherencia entre las políticas monetarias y fiscales. 

Por su parte, el Director General OIT, Guy Ryder en su última visita a Argentina, afirmó que si bien el desempleo ha bajado en América Latina y que la región ha logrado resistir bien a la crisis, está vigente el desafío de generar empleos de calidad, lo que equivale a tomar medidas concretas para reducir la informalidad, “un fenómeno complicado”.

Igualmente, el Consejo Colombiano de la Competitividad señala que es importante se hagan reformas, ya que la formalidad sale caro. De acuerdo con cálculos de Fedesarrollo,  la contratación de una persona que gane un salario mínimo mensual legal, $589.500, le cuesta al empleador cerca de $1.038.345.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.