miles de perros mueren en esta fecha.

Según el periódico británico The Guardian, el evento, que tendrá lugar el 21 de este mes,  es considerado una celebración anual que conmemora el solsticio de verano en la ciudad de Yulin, parte de la provincia de Guangxin al sur de China. La actividad principal de esta fiesta es sencilla: consumir masivamente carne de perro.

Para cumplir con este objetivo más de 10.000 perros son transportados en jaulas diminutas y sacrificados durante el festival.  Los mecanismos de  sacrificio, sin embargo, han sido altamente cuestionados ya que varios grupos ambientalistas han denunciado haber visto a los organizadores del evento electrocutar, quemar y desollar perros vivos.

En China  esta carne es considerada nutritiva y alta en grasas que ayudan a sobrellevar el invierno. Aunque los activistas han tratado de bloquear el evento a través de cartas abiertas y bloqueando el paso de los camino es que transportan a los animales, nada ha servido para detener el evento.

Una petición para tomar acción fue debatida en la página web de la Casa Blanca, pero fue removida del sitio porque no alcanzó las 100.000 firmas que se necesitaban para recibir una respuesta del gobierno Obama.

Según  un artículo publicado en  Animals Asia, una ONG  ubicada en Hong-Kong,  “muchos de los perros sacrificados son mascotas robadas o perros callejeros con alta probabilidad de tener rabia y otras enfermedades”.

El gobierno chino ha dicho que se siente presionado por las protestas en internet y por eso han designado un equipo especial para monitorear el festival. Para Du Yufeng, fundador del grupo Boai que protege los derechos de animales pequeños, “el equipo de monitoreo mejorará la situación superficialmente”. Pero eso no cambia que  muchos animales morirán en condiciones lamentables, “entre más investigamos, más crueldad encontramos”, dijo Du.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.