| 2013/05/29

Idea 12: Ojo a este sancocho

Hace siete años, cuando David Gerena era estudiante de sexto grado del Gimnasio Real de Colombia, en Lucero, Ciudad Bolívar, recibió una invitación que le cambió la vida. Unos jóvenes llegaron al colegio a enseñarle a él y a sus compañeros, todos los sábados, cómo actuar, manejar cámaras, dirigir y producir cortos.

Ojo al sancocho ha tenido un total de 2.000 producciones audiovisuales y cerca de 50.000 asistentes.
Ojo al sancocho ha tenido un total de 2.000 producciones audiovisuales y cerca de 50.000 asistentes.

“Tomar las declaraciones de la gente y convertirlas en video  fue importante para nosotros. Las personas podían ver lo que otras opinaban o ver lo que pasa en la comunidad”, cuenta David, quien hoy es el fotógrafo y periodista oficial del Festival Internacional de Cine y Video Alternativo y Comunitario Ojo al Sancho.

 A este festival, que se realiza la segunda semana de septiembre desde hace seis años, llegan los trabajos audiovisuales de niños, jóvenes y adultos que durante todo el año se preparan -como lo hacía David-, en escuelas, salones comunales y clubes de cine con los ‘profes’ de Sueños Films, organización que promueve el encuentro.

“El festival se creó para hacer una estrategia de comunicación de Ciudad Bolívar en la se pudiera resaltar las experiencias en educación, medio ambiente, derechos humanos que surgen como alternativas de conflicto y de las difíciles situaciones que se encuentran en un lugar como este, con el fin de transformar los imaginarios que se tienen sobre Ciudad Bolívar. También porque en el país no existía un espacio donde nos pudiéramos encontrar los colectivos audiovisuales y los medios de comunicación alternativos, que desde nuestro trabajo buscamos ayudar a que se reduzcan los factores negativos”, explica Daniel Bejarano, co-coordinador y gestor cultural del festival.
 
Como no hay recursos para producir los videos, los habitantes se las ingenian para hacerlos. Una señora presta su casa como locación y da la comida; un señor transporta los equipos adquiridos con premios y convocatorias que han ganado; un joven hace el guion y otro actúa. Así han logrado mostrar que en esta zona de Bogotá, conformada por 300 barrios, vive gente desplazada y campesina, que es trabajadora y luchadora y que es una muestra de la diversidad política y cultural de Colombia. “Por eso le pusimos Ojo al Sancho -explica Daniel-. Ojo a la diversidad que existe aquí porque es un propuesta para construir desde la diferencia”.
 
Las historias las pasan en una pantalla en la calle, en un canal comunitario, en los canales regionales o se llevan en un DVD para la casa. Además llegan al festival que hoy es internacional. Un total de 2.000 producciones audiovisuales de 25 países han estado en concurso en los ocho festivales que se han realizado. También han participado 450 invitados locales, distritales, nacionales e internacionales, varios de los cuales son ganadores de premios en festivales como Cannes y Berlín o han estado nominados a los premios Oscar.
 
Cuando llegan a Ciudad Bolívar no se hospedan en un hotel, todos conviven en las casas de los vecinos, quienes hoy, más que nunca, se sienten orgullosos de su territorio. Tienen confianza en ellos y en los otros, como lo muestran las redes que se han ido tejiendo entre colectivos y movimientos culturales de la localidad.
La experiencia de Fotógrafos de Ciudad Bolívar y Soacha es prueba de esto. Andrea Melo, una de sus líderes, cuenta que Ojo al Sancocho se ha convertido en plataforma de movimientos que como el suyo existían y hoy pueden encontrarse para aprender unos de otros. En su caso están montando una Red Latinoamericana de Fotógrafos que trabajan con y para la comunidad, esto con el fin de mejorar las condiciones y visiones de sus zonas.
 
Ojo al Sancocho, por su parte, anualmente conforma 100 alianzas entre instituciones educativas, juntas de acción comunal, empresa privada, organizaciones no gubernamentales, cooperación internacional, entre otros. En el 2013 el encuentro se trasladará a Usme, Kennedy, Bosa y San Cristóbal. De igual forma es posible que llegue a Usaquén y Suba, porque también están pidiendo pista.
 
Así se cumple el principio de los organizadores, quienes aseguran que es un movimiento social que está en pleno crecimiento y que refleja la situación de barrios de periferia de otras zonas de la capital, del país (comunas de Medellín y Cali, por ejemplo) y del resto de Latinoamérica. Lugares donde sus habitantes aspiran a sentir lo que hoy siente David: “Hemos logrado crecer como personas y romper con el esquema de que las zonas de bajos recursos son peligrosas”.
 
Más información: http://www.ojoalsancocho.org/que-es-ojoalsancocho/
http://festivalojoalsancocho.wordpress.com/sobre-ojo-al-sancocho/
Videos: http://www.ojoalsancocho.org/talleres/
Multimedia Semana: http://www.semana.com/multimedia/md_3423/HOME_daniel_01.swf

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.