;
DW

Un análisis publicado este lunes por la revista Nature Geoscience asegura que el satélite natural de la Tierra tiene agua atrapada en numerosos depósitos volcánicos distribuidos en su superficie. A esta conclusión llegaron investigadores del Departamento de Ciencias Planetarias, de la Tierra y el Medio Ambiente de la Universidad de Brown, tras detectar señales de esa sustancia en cristales volcánicos lunares.

La investigación, liderada por Ralph Milliken, de Brown, y Shuai Li, de la Universidad de Hawái, analizó datos recopilados por la sonda luna india “Chandrayaan-1” que confirmaron las sospechas que un grupo de geólogos de Brown, quienes detectaron en investigaciones realizadas en el año 2008 señales de agua en algunos cristales traídos a la Tierra por las misiones Apollo 15 y 17.

Le recomendamos: Así es el lado oscuro de la Luna según la NASA

“(El agua) está distribuida en la superficie, lo que nos dice que el agua encontrada en las muestras de los Apollo no fue algo aislado. Los piroclásticos lunares parecen ser universalmente ricos en agua, lo que sugiere que lo mismo pueda ocurrir en el manto", subrayó Milliken. Los investigadores estiman que los depósitos son grandes y el agua podría ser extraída.

“Un paso adelante”

Durante años, los científicos habían asumido que el interior de la Luna estaba vacío de agua debido a su formación. La mayoría de investigadores cree que la Luna surgió de la colisión de un cuerpo celeste del tamaño de Marte con la aún joven Tierra. De este modo, les parecía improbable que el hidrógeno necesario para la formación de agua pudiera haber sobrevivido al calor del impacto.

“La creciente evidencia de agua en el interior de la Luna sugiere que el agua sobrevivió de alguna manera, o que llegó poco después a raíz del impacto de asteroides o cometas antes de que la Luna se hubiera solidificado completamente”, señaló Shuai Li. “Otros estudios han sugerido la presencia de agua helada en las regiones oscuras de los polos lunares, pero los depósitos piroclásticos están en un lugar de más fácil acceso”, agregó.

La existencia de agua en la Luna podría servir para la investigación del satélite terrestre. “Todo lo que en el futuro ahorre a la exploración lunar llevar cantidades de agua de casa es un gran paso adelante”, afirmó Li.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.