Cada día las plataformas como la AppStore de Apple o Google Play para Android reciben miles de aplicaciones para todos los públicos y con diferentes funciones. Sin embargo, poco a poco han surgido aplicaciones que buscan ayudar a las personas que cuentan con algún tipo de discapacidad.
Be My Eyes, es un sorprendente ejemplo de como la colaboración, el internet móvil y las redes sociales pueden combinarse para prestar ayuda a la comunidad con discapacidad visual. 
Esta novedosa aplicación permite que millones de usuarios puedan prestar sus ojos a personas invidentes para solucionar situaciones cotidianas a través de un teléfono móvil. Con la combinación de las funciones VoiceOver y de videollamada de los dispositivos iOS compatibles las personas discapacitadas pueden pedir ayuda para saber desde la fecha de vencimiento de un producto, la marca de un medicamento hasta saber si están en el lugar adecuado para hacer uso del transporte público.
La aplicación se rige por unos sencillos principios como: ayudar cuando se tenga tiempo, esto permite que los voluntarios que estén ocupados no reciban las notificaciones y que su lugar sea ocupado por otra persona en disposición de ayudar; un sistema de bonificaciones, que permite ganar  puntos y subir de nivel de acuerdo al número de personas ayudadas; y ser parte real de un cambio en la calidad de vida de las personas.
Estos principios obedecen a la intención con la que Hans Jørgen Wiberg, uno de los creadores de la app, quién asegura que "al ayudar a los demás como una comunidad en línea, Be My Eyes marca una gran diferencia en la vida cotidiana de las personas ciegas en todo el mundo".
Be My Eyes es una aplicación de código abierto y próximamente estará disponible para Android y Windows Phone. El único lunar es que el modelo de suscripción que era gratuito cambiará próximamente a un pago que puede ser anual.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.