"Si pudieras tener un superpoder, ¿cuál sería?", este es el título de la ya tradicional carta de la Fundación Bill y Melinda Gates en la que la pareja de filántropos pone sobre la mesa una de las dificultades que más agobia al mundo e invita a las nuevas generaciones, gobiernos y empresas a encontrar soluciones.

Sin embargo, en esta ocasión el llamado se centra en las nuevas generaciones y cómo estas deben estar más atentas en la resolución de los problemas importantes del mundo como encontrar fuentes de energía limpia y cambiar la división del trabajo doméstico y el cuidado de los más vulnerables entre hombres y mujeres.

La carta se divide en dos partes. En la primera Melinda Gates se encarga de denunciar la disparidad actual entre hombres y mujeres en el trabajo doméstico no remunerado. La atención a niños y ancianos sigue recayendo en mujeres y niñas y esto según Melinda “en ocasiones las aleja de la educación y el trabajo remunerado”.

Por su parte, Bill Gates se encarga de señalar la importancia de la energía limpia y barata para llegar a la idea de un milagro energético. “Cuando dijo ‘milagro‘, no me refiero a algo que imposible. He visto cómo se producían milagros en el pasado. La computadora personal. Internet. La vacuna contra la polio. Ninguno ocurrió por casualidad. Son el resultado de investigación y desarrollo y de la capacidad humana de innovar”, dijo Bill Gates a Associated Press.

Respecto a la pregunta que plantea la misiva (Si tuvieran un superpoder, ¿cuál sería?). Los filántropos responden “más energía, y más tiempo”. De ahí que Melinda Gates señale en la misiva que “la falta de tiempo y de energía son algunas de las cosas que condenan a la gente a la pobreza.

En el siguiente enlace puede leer la misiva en su totalidad

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.