Malala Yousafzai publicó esta fotografía para unirse al hashtag.

“Hemos secuestrado a sus hijas. Ahora son esclavas, las venderemos en el mercado”, dice Abubakar Shekau, líder de la milicia islamista Boko Haram en un video de 57 minutos difundido el pasado 5 de mayo, en el cual el grupo reconoce el secuestro de más de 200 niñas.

El hecho tuvo lugar en un colegio de Chibok, en el estado de Borno al nororiente de Nigeria. Aunque las cifras son inexactas, los familiares de las víctimas aseguran que se trata de 234 niñas y adolescente secuestradas.

El diario El Clarín de Argentina aclara que inicialmente fueron retenidas 276 y que 53 se escaparon, mientras que el Ejército del país indica que son 129 las víctimas.

Este es uno de los últimos y más impactantes golpes de la agrupación en el país.  A esta se le atribuyen masivas y cruentas masacres en los últimos cuatro años, desde la muerte en 2009 del entonces líder Mohamed Yusuf. Se estima que las víctimas mortales ascienden a 3000.

La magnitud de este último hecho ha levantado voces de protesta en Nigeria, las cuales se han extendido a Estados Unidos e Inglaterra, países que abrieron la posibilidad de intervenir en el asunto.  Así mismo,  en las últimas tres semanas  las redes sociales se han volcado sobre este hecho y  con cifras astronómica, más de un millón de tweets y aproximadamente 120.000 fotos en instagram, exigen la liberación inmediata de las niñas.

A raíz de esta movilización mundial, 23 de abril las familias de las niñas crearon el hashtag #BringBackOurGirls  con el fin de que cualquier persona en cualquier lugar se una a este clamor y a la que ya se han unido  personas como: Melinda Gates, Malala Yousafzai, Michelle Obama, Madonna, gobiernos, organizaciones y medios en el mundo.

A la indignación y desesperación de los familiares se sumó la recompensa de 300.000 dólares que la Policía de Nigeria ofreció a quien brinde información clave sobre el paradero de las niñas.

En adición a esto, a la milicia se le atribuye el secuestro de otras ocho niñas el pasado domingo, también en el estado de Borno, uno de los más golpeados por los actos de la agrupación.

Boko Haram busca la imposición de un estado regido bajo la sharia, una interpretación fundamentalista de la ley islámica que prohíbe la educación a las mujeres.

Nigeria es una país divido por la religión. El norte es predominantemente musulmán, mientras el sur es de mayoría cristiana.

Vea cómo algunas personalidades  se han sumado a esta campaña:



Este video muestra cómo se ha difundido el hashtag en el mundo desde su creación:

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.