La escena es escalofriante. Un campesino levanta una mata de yuca y unos segundos después hace una seña para que un tractor comience a pasar por encima de lo que hasta ese momento era un cultivo de 40 hectáreas de ese tubérculo que ya estaba listo para cosechar. Tras el primer recorrido, el vehículo deja tras de sí los residuos inservibles de este alimento que, si las condiciones del sector agrícola fueran diferentes, debería ir a parar a las cocinas de los colombianos.

El video, que dura aproximadamente 2:30 segundos, fue grabado por un líder campesino de la región del Ariari, en el departamento del Meta, para mostrar cómo las dificultades de comercialización obligan a los agricultores a destruir sus cultivos de alimentos para no seguir endeudándose y buscar otros productos que sean más rentables en el mercado.

Le recomendamos: “La agroecología busca cambiar la pobreza y la inequidad en el campo”

"Acá le estamos voliando rastra a esos cultivos porque están pagando la bolsa de 30 kilos de yuca a $5.000 y eso no alcanza para costear los 16 millones que invertimos por cada hectárea. Además estas fincas no son propias, sino que están en arriendo. Entonces es mejor romper la yuca para entregar el lote o sembrar otro cultivo y no seguirnos endeudando", explica Stevens Navarro, integrante de la Asociación de Cultivadores y Ganaderos del Meta.

La yuca no es el único alimento cuyo precio está en un nivel irrisorio. El plátano, el maíz, el arroz y la guayaba, entre otros cultivos tradicionales de la región, están en la misma situación. "La guayaba la están regalando porque pagan a mil pesos la caja, la canastilla de plátano, de 22 kilos, está a $7.000 y el arroz blanco está a $70.000 pesos la carga, el más bajo de la historia", afirma Navarro. 

Según el campesino, esta situación se debe a que ellos aumentaron el área sembrada siguiendo la invitación del Plan Colombia Siembra que lideró el ministerio de Agricultura. Pero cuando llegó la hora de la cosecha no encontraron ningún tipo de ayuda del gobierno para la comercialización.

Le puede interesar: La agricultura quiere ser una solución al cambio climático

La destrucción de los cultivos que muestra el video es una evidencia más del difícil momento que atraviesa el sector agrícola colombiano. Hace unas semanas, unos campesinos de los Montes de María hicieron otro video en el que piden ayuda a través de internet para comercializar su cosecha de ñame. "El gobierno nos dice que sembremos comida pero no hay quién la compre y se está perdiendo, eso es lo más triste", concluye Navarro.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.