En 2015 la Alianza por lo Social tiene previsto invertir cerca 45 mil millones de pesos.

Desde 1981, la explotación de hierro y níquel en la mina Cerro Matoso del municipio de Montelibano (Córdoba) ha traído a la región billonarias regalías que según numerosas investigaciones nunca se habían traducido en inversión social, al contrario la actividad minera ha sido relacionada con enfermedades de sus habitantes. (Vea el especial: Mina rica pueblo pobre)

Sin embargo, el pasado 6 de marzo se puso en marcha un proyecto social con el que se pretende aportar al desarrollo de la región. Cerro Matoso a través de su fundación intenta dar cumplimiento a los compromisos contractuales de inversión que realizó en 2013 la denominada “Alianza por lo social para el Alto San Jorge”.

Una Alianza Publico Privada suscrita por Cerro Matoso, el gobierno de Colombia y las administraciones locales como una estrategia que articula proyectos sostenibles y de impacto, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y la inclusión social de las familias del sur de Córdoba. (Vea: El drama de la minería: Aluvión, a cielo abierto)

Cerro Matoso, lleva más de 30 años en el departamento de Córdoba, tiempo en el que ha sido foco de críticas por su baja inversión social, y afectación en la población por extrañas enfermedades asociadas con la actividad minera. Asimismo, la administración local ha sido criticada por la poca claridad que había del uso de las regalías que ascendían a los 1.5 billones de dólares. A pesar de esto, en 2009 la empresa logró que se le extendiera el contrato 051 para la explotación de níquel en el departamento de Córdoba hasta el 2029. No obstante, dicha ampliación estaba asociada al compromiso de cumplir con estándares ambientales y de protección de los derechos de todos los trabajadores y pobladores.

Gracias a esto, en el 2013, se anunció su alianza con el gobierno en el que se vinculan entidades como el Departamento para la Prosperidad Social (DPS), la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema (ANSPE) y el SENA. Esta alianza social, con vigencia de tres años, buscará impulsar el desarrollo en Montelíbano, Puerto Libertador, San José de Uré y La Apartada.

En 2015 la Alianza por lo Social tiene previsto invertir cerca 45 mil millones de pesos, de los que Cerro Matoso realizó un aporte de 10 millones de dólares para la creación del SENA para el alto San Jorge en Montelibano, el mejoramiento de 300 viviendas rurales en comunidades indígenas de San José de Ure y la construcción del portal de la cultura en La Apartada. 

Aunque Cerro Matoso, según lo indicó su presidente Ricardo Gaviria, ha sufrido una disminución en su producción, se comprometió a mantener la inversión social anual de 2.5 millones de dólares y la inversión suscrita por una sola vez de 10 millones de dólares, en proyectos de impacto para la región.


A pesar del optimismo que reflejan las personas e incluso el alcalde de Montelibano, Gabriel Calle de Moya, quien declaró “si esto lo hubiéremos hecho desde hace 30 años seriamos el mejor municipio de la región”.  En el tema de salud y de contención de enfermedades de las que se quejan sus pobladores aún no hay claridad.

Así se implementará el proyecto:


Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.