| 2016/11/19

Chocó: entre el optimismo y el realismo

El departamento Pacífico se está integrando, desde su autonomía y dignidad, a Colombia. Aún hay mucho por hacer, empezando por la construcción de confianza entre las partes.

Chocó: entre el optimismo y el realismo

El paro cívico de 2016 marcó un hito en la historia de Quibdó. Además de demostrar la capacidad y fuerza de los líderes de la región, evidenció a un Gobierno Nacional capaz de negociar rápidamente para satisfacer las demandas de organizaciones sociales pacíficas con objetivos claros. El resultado, sin embargo, está aún por verse: las demoras en el cumplimiento de los hitos acordados ha perpetuado la desconfianza de los chocoanos en el gobierno. Ese fue precisamente el punto central de la discusión del Foro: ¿qué tanta confianza hay entre los actores de la región y de ellos frente a los actores nacionales?

En ese contexto se encontraron en Detonante Josefina Klinger, de la Corporación Mano Cambiada; Zulia Mena, Viceministra de Cultura; Luis Gilberto Murillo, Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible; Alfonso Prada, Director General del SENA; y Alejandro Gamboa, Director de la Agencia Presidencial para la Cooperación. Con la moderación de Rodrigo Pardo, director editorial de la revista Semana, discutieron los componentes que hacen falta para que las posibilidades de desarrollo del Chocó detonen y resulten en el desarrollo sostenido y sostenible del departamento.

El debate inició con Zulia Mena “primero soy parte de una lucha el Chocó, esa lucha de unas poblaciones que no han sido escuchadas”. Por eso, recalcó ante el público de Quibdó que para generar confianza entre actores no se necesita únicamente cumplir compromisos como listas de mercado, ni de hacer una u otra obra de infraestructura sino de tener claro el propósito de un pueblo que ha estado relegado. Para ella todo parte de entender que el Chocó hace parte del país que no se va a regalar y no acepta ya el modelo extractivo por el cual se explotan los recursos del Pacífico y se deja basura sin invertir en la región.

Los panelistas y la audiencia estuvieron de acuerdo en que las comunidades negras han luchado durante mucho tiempo por sus derechos desde una visión de autonomía y dignidad. Para Josefina Klinger, reconocida por ser líder de la Corporación Mano Cambiada, esa visión parte de la propiedad del territorio, aunque todos le encuentran defectos al procedimiento de consulta previa encuentran en el la garantía de su control sobre éste. Lo que ha quedado como lección después de tantas luchas, según Mena, es que tienen que llegar frente a las autoridades con propuestas con soporte robusto, costeadas y concretas, por al estirar la mano y pedir dignidad, siempre les dan menos de lo que merecen.

Luis Gilberto Murillo, otro destacado líder de chocoano que hoy forma parte del Gobierno Nacional como Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, considera que los avances en el liderazgo regional han sido considerables, “en una zona donde el conflicto ha tenido impactos inmensos, hoy se están formando liderazgos que con enorme capacidad pueden dialogar sobre con toda la solvencia son líderes nacionales. Al mismo tiempo necesitamos mayor capacidad por parte de los líderes nacionales para hablar con las regiones.”.

Josefina Klinger considera que el mayor obstáculo a la generación de confianza es la mentalidad de escasez. Cuando hay tan poco para repartir, la colaboración se hace a un lado a favor de la competencia. Las fisuras que esto genera en la comunidad son una oportunidad para que personas externas impongan visiones ajenas de desarrollo o para, como describió la docente Margarita María Cardona desde el público, el departamento no se haya quedado en el olvido sino presente para la realidad nacional solamente cuando se trata de extraer los recursos de la región y dejarle sus basuras.

Para Alfonso Prada del SENA eliminar la dependencia de la producción estatal para la generación de empleo es esencial. En esa misión devolver la confianza parte de reformar el sistema educativo para que genere oportunidades reales de prosperidad. El emprendimiento es una de las más importantes vías para lograrlo, pero ser empresario implica identificar talentos e ideas y tomar riesgos sin miedo al fracaso.

Como representante del Gobierno Nacional en temas de cooperación internacional, Alejandro Gamboa fue enfático en que los recursos están ahí se logran apalancar de manera efectiva, pero que hay muchas oportunidades además de la plata. La capacitación y la posibilidad de compartir experiencias con países con niveles de desarrollo similares al nuestro son oportunidades con un enorme impacto potencial que se ha comprobado a lo largo de los últimos dos años.

La necesidad de que la estructura estatal central se conecte con la regional y local y ésta a su vez represente de manera efectiva las necesidades de la población fue la preocupación principal que manifestó el Alcalde Isaías Chalá. Para el mandatario local, el daño que le hicieron cientos de años de haberle dado la espalda al Chocó tiene como consecuencia la enorme desconfianza en el centro. Según el alcalde, en los últimos años el cumplimiento de las promesas y la ejecución de las obras les han devuelto credibilidad a los líderes.

Zulia Mena resumió la necesidad más urgente para mejorar la relación entre nación y territorio. Por parte del Estado: el cumplimiento de la palabra. Por parte de los chocoanos: la unificación de una sola visión de lo que quieren que sea el desarrollo para la región. Con esa tarea en mente, el Festival Detonante continuará viniendo anualmente a Quibdó, conectando diferencias y unificando la visión de lo que significa un Chocó exitoso.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.