“Está contratado”

De acuerdo con estadísticas de la OIT, tan sólo el 10 por ciento de las personas discapacitadas son contratadas en empleos formales.  En Colombia la situación es muy similar. Según cifras de la Vicepresidencia de la República, el 13 por ciento de las personas de en esta condición y que labora recibe menos de un salario mínimo mensual.

“Sí tenemos mecanismos de acceso”

Tener mecanismos de acceso para una persona discapacitada, significa no sólo poder entrar a algún lugar, sino que implica equidad e igualdad de condiciones. Tal vez sea una rampa, las barras de apoyo, un ascensor o los subtítulos en un programa de televisión o película, pero al final este tipo de cosas se traducen en sociedades más conscientes y responsables de sus ciudadanos.

“¿Puedo ayudarle?”

Dos palabras que hacen el mundo más considerado y amable. Para una persona en estado de discapacidad no hay nada peor que otra persona, tome sus cosas o lo lleve de un lugar a otro sin preguntar. Preguntar antes de tomar cualquier acción demuestra respeto.

“Bien” en lugar de “Bien por usted”

En la mayoría de los casos las personas no son conscientes del significado de sus palabras en otra persona. De esta manera, cuando alguien dice “Bien por usted” a un persona discapacitada, si bien puede que la intención no sea herir los sentimientos, lo que ocurre es que se refuerza la idea de que esa persona está en un estado inferior a la mayoría.

“Estamos trabajando para que funcione”

Muchas personas que trabajan o estudian en lugares con pocos mecanismos de acceso, sienten que está mal visto exigir este tipo de cosas. Es por esto que cuando se ve el esfuerzo desde una compañía en que las cosas mejoren, todo el ambiente organizacional cambia.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.