}
Foto: Handou / Chinese Academy of Sciences / AFP

"Se ha roto la barrera técnica para la clonación de las especies de primates, incluidos los humanos", afirmó Mu-Ming Poo, uno de los científicos chinos que encabezó el primer procedimiento que logró engendrar dos monas idénticas mediante el mismo método que en 1996 creó a la famosa oveja Dolly.

Los simios, dos macacos de cola larga bautizados como Zhong Zhong y Hua Hua, nacieron hace ocho y seis semanas, respectivamente, mediante una transferencia nuclear de células somáticas, es decir, a partir de células del tejido de un primate macaco adulto, en un procedimiento llevado a cabo en el Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias en Shangai (China).

Le recomendamos: El boom de las mascotas clonadas

Para lograr este hito, los científicos cortaron el núcleo de un óvulo y le insertaron el núcleo de la célula del individuo que deseaban clonar. El resultado fue un embrión con material genético idéntico al del donante, con lo que perfeccionaron una técnica que puede llegar a producir innumerables cantidades de animales exactamente iguales.

El proceso, que se mantuvo en secreto durante su desarrollo, se conoció este miércoles gracias a una publicación de la revista científica Cell. Los hallazgos del estudio causaron asombro y polémica, pues en lugares como Europa y Estados Unidos este tipo de investigaciones en primates cuentan con muchas restricciones legales y éticas.

Aunque en declaraciones recogidas por varios medios de comunicación Poo reconoce que el nacimiento de Zhong Zhong y Hua Hua hace que la clonación de personas esté más cerca de hacerse realidad, aclaró que "la principal razón para hacerlo con estos primates es porque son muy cercanos a los humanos evolutivamente y pueden ayudar en tareas de investigación de enfermedades cerebrales, cáncer o transtornos metabólicos".

Le sugerimos: Ratones, peces, moscas, el pequeño zoológico del espacio

A partir de este avance, se crearán grupos de monos genéticamente idénticos y ‘personalizados‘ según las necesidades de la investigación. Esto, según los científicos, no solo permitiría una mayor efectividad en las pruebas de medicamentos en comparación con animales como los ratones, sino que disminuiría la cantidad de simios utilizados en estos estudios porque se reduciría la variabilidad genética entre ellos.

"Solo en Estados Unidos se importan de 30.000 a 40.000 monos cada año por compañías farmacéuticas", dijo Poo. "Sus antecedentes genéticos son variables, no son idénticos, por lo que se necesita una gran cantidad de monos. Por razones éticas, creo que el mono clonado reducirá en gran medida el número de monos utilizados para las pruebas de laboratorio".

Le puede interesar: “El futuro del humano depende de los primates”

Pero el científico británico Robin Lovell-Badge, del Instituto Francis Crick, no es tan optimista. Según él, el proceso que generó a Hua Hua y Zhong Zhong sigue siendo "muy ineficiente y peligroso", porque los dos bebés fueron los únicos nacidos de un grupo de 79 embriones clonados. "Si bien lograron obtener macacos clonados, las cifras son demasiado bajas para llegar a muchas conclusiones", dijo.

En cualquier caso, la barrera se ha roto y las consecuencias serán impredecibles. Todo dependerá del comportamiento de los científicos. "Somos muy conscientes de que la investigación futura con primates no humanos en cualquier lugar del mundo depende de que los científicos sigan normas éticas muy estrictas", concluyó Poo.

*Con información de AFP

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.