Foto cortesía: Alcaldía de Ibagué.
;
DW

Los participantes en la II Conferencia Internacional sobre Nutrición de la ONU, que arrancó este miércoles en Roma, publicaron una declaración que establece el derecho al acceso a una cantidad suficiente de comida sana y nutritiva.

El documento firmado por delegados de los más de 170 países participantes insta a los gobiernos de todo el mundo a luchar contra la malnutrición en todas sus formas, incluida la obesidad.

También se acordó un marco de planes de acción que recomienda medidas y objetivos hasta 2025. "Tenemos el conocimiento, la experiencia y los recursos para vencer a todas las formas de malnutrición", afirmó José Graziano, director general de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Tarea de gobiernos, economía y sociedad civil

Según Graciano, es a los gobiernos a quienes les corresponde avanzar, aunque también el mundo de la economía y la sociedad civil deben ayudar para mejorar la alimentación en el mundo.

La conferencia, que se prolongará hasta el viernes, está organizada por la FAO y la Organizacion Mundial de la Salud (OMS). El jueves intervendrán en ella el papa Francisco y la reina Letizia de España.

Hambre y sobrepeso

Entre los participantes están también el economista estadounidense Jeffrey Sachs y Melinda Gates, la esposa del fundador de Microsoft Bill Gates, cuya fundación también aborda el tema del hambre y la alimentación.

En junio, la FAO estimó que la malnutrición global supone un coste de unos 3,5 milones de dólares anuales debido a la pérdida de productividad y gastos en sanidad.

Según a agencia de la ONU, 161 millones de niños menores de 5 años sufren malnutrición crónica y el 45 por ciento de las muertes infantiles de 2013 estuvieron relacionadas con el hambre. Además, 500 millones de adultos y 42 millones de niños tienen sobrepeso.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.