¿Qué ocurre con este mapa? ¿Dónde están Australia y Canadá? Son algunas de las preguntas que pueden surgir después de ver este trabajo del usuario de TeaDranks en Reddit, quien se dio a la tarea de realizar una cartografía poco convencional que no se rige por la extensión territorial de los países sino por el número de habitantes que albergan. (Vea: Personas en pobreza extrema leen tuits del primer mundo. ¿Cómo se oye?)

Cada uno de los cuadrados del mapa representa a 500.000 personas. Esto permite observar como países que tienen una gran área quedan reducidos, esto  porque son conscientes de que el desproporcionado crecimiento de su población no puede acarrear nada bueno, ejemplos de esto son Australia y Canadá. 

Mientras que China, Pakistan e India hacen todo lo contrario y en el mapa abarcan grandes espacios. Otros lugares como Groenlandia, Mónaco y El Vaticano ni siquiera aparecen debido a que su población no alcanza los 250.000 habitantes. También, es interesante el caso de Japón que de ser una pequeña isla llega a ser una gran porción del mapa en el lejano oriente.

(Haga clic en la imagen para verla en mejor resolución) 

Este ejercicio se convierte en una poderosa herramienta para entender el mundo en el que actualmente vivimos y preguntarnos por qué detener el excesivo el crecimiento demográfico es uno de los grandes retos para el ser humano en las décadas por venir. (Vea: El 1 por ciento de la población se hará mas rica en el 2016)

Las Naciones Unidas han sido conscientes de esta problemática y a través del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) propende para que los países tengan a mano la mayor información posible para emprender programas que eviten un desmedido crecimiento demográfico. 

Según la ONU, el rápido crecimiento de la huella humana en un planeta tiene serias consecuencias en casi todos los aspectos de la vida: cuestiones relacionadas con la salud y el envejecimiento, migraciones masivas y la urbanización, la demanda de vivienda y la insuficiencia de alimentos, el acceso a agua potable y muchas otras. 

Además, agrava problemas existentes, como la delincuencia internacional, la interdependencia económica, el cambio climático, la propagación de enfermedades, y cuestiones sociales como la igualdad de género, la salud reproductiva, la maternidad sin riesgo, los derechos humanos y las situaciones de emergencia, entre otras muchas.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.