}

Este lunes comenzó a regir el nuevo esquema de aseo de Bogotá. Tras once días en los que varias zonas de la ciudad literalmente permanecieron inundadas de basura por cuenta de una transición traumática y mal planificada, los cinco operadores tendrán desde ahora la compleja tarea de recoger las 6.500 toneladas de residuos que se producen cada día y mantener limpia la capital del país.

En contexto: ¿Qué hay detrás de la crisis de las basuras en Bogotá?

Sin embargo, más allá de la falta de políticas integrales y de los errores administrativos que quedaron en evidencia, la crisis ambiental que vivió Bogotá también debería desembocar en una reflexión sobre el papel fundamental que jugamos los ciudadanos en el manejo adecuado de los residuos. En ese sentido, la lección es que llegó la hora de consumir menos y reciclar más.

Según los datos de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, a pesar de que el 90 por ciento de los residuos que se generan son aprovechables, la ciudad recicla apenas el 14 por ciento. Además, un reciente informe de Bogotá Cómo Vamos mostró que solo el 39 por ciento de los ciudadanos recicla y sabe hacerlo bien.

Le puede interesar: Bogotá es una de las ciudades que peor maneja su basura

Esta falta de cultura quedó perfectamente retratada durante la emergencia, donde no solo el ritmo de producción de residuos se mantuvo constante, sino que muchas personas seguían sacando las bolsas de basura a la calle a sabiendas de que no iba a pasar el camión recolector como era habitual.

Ante esta realidad, y aun suponiendo que el nuevo esquema de aseo funcione perfectamente, no hay manera de evitar que se vuelva a presentar una crisis ambiental por cuenta de la acumulación de basuras en la ciudad. Por esa razón, Semana Sostenible presenta estos cinco sencillos tips que pueden ayudar a reducir el impacto de los residuos que generamos diariamente, incluso cuando no haya una crisis como la de la semana pasada:

  • Reduzca el consumo de productos en empaques desechables y de un solo uso. Haga sus compras usando bolsas reutilizables y procure no comprar artículos como cubiertos o platos desechables.

Le recomendamos: ¿Por qué, a pesar de las críticas, el impuesto a la bolsa plástica sí está reduciendo su consumo?

  • Reutilice al máximo bolsas y envases plásticos, siempre observando las condiciones de seguridad y de higiene necesarias.

Le puede interesar: ¿Es recomendable reutilizar las botellas de plástico?

  • Clasifique los residuos de acuerdo a su composición y peligrosidad. Bombillos ahorradores, pilas, electrodomésticos, cargadores y celulares dañados, así como los medicamentos viejos y el aceite de cocina usado, no deben arrojarse a la basura. En Colombia ya existe la App RedPosconsumo donde puede ubicar el punto más cercano para deshacerse de estos residuos.

Le sugerimos: ¿Cómo y por qué deshacerse del aceite de cocina usado?

  • Separe en la fuente: orgánicos e inorgánicos limpios en bolsas separadas. Antes el sinónimo de reciclaje era separar los residuos en una infinidad de canecas distintas, ahora solo es necesario separar lo orgánico de lo reciclable. Recicladores de profesión y empresas dedicadas a la tarea hacen el resto.

Lea también: Reciclar ya no es complicado

  • Infórmese sobre los horarios de recolección en su barrio y respételos para que la basura no se acumule en las calles generando plagas y malos olores.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.